El coche eléctrico se presenta como el transporte del futuro en cuanto a movilidad sostenible, un auto que ayuda a reducir la contaminación al no generar emisiones de CO2 ni partículas contaminantes.  El motor de estos vehículos tiene otra ventaja: no produce ruido, lo que ayuda a reducir la contaminación acústica en la ciudad y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. Además de los aspectos ambientales, los coches eléctricos son menos costosos en términos de mantenimiento: la recarga eléctrica es un 70% más económica que la de combustibles como la gasolina.

Para desarrollar el uso masivo de los coches eléctricos, el Gobierno y la administración local son decisivos, sobre todo cuando hablamos de políticas públicas e inversión en infraestructura, como son las estaciones de recarga de energía. Precisamente en Latinoamérica, Endesa apuesta fuerte por la implantación de la movilidad eléctrica: Codensa instaló en 2011 ocho estaciones de recarga eléctrica para que los coches pudieran llenar sus baterías. En 2012, la ciudad contará con 52 puntos más. Toda esta infraestructura ayudará a asegurar las condiciones técnicas para que la flota piloto sea todo un éxito. Una apuesta ambiental sin precedentes en Bogotá a favor de la movilidad sostenible.

Fuentes: Twenergy / Evwind / El Espectador / Car and Driver / © imagen Codensa

Escribe un comentario