¿Estás cansado de comprar fruta en el supermercado y que no te sepa a nada? Te ofrecemos la solución a tus problemas, monta tu propio huerto urbano. Tener tu propia cosecha y de mejor calidad está al alcance de tu mano si sigues estos sencillos consejos, es más fácil de lo que imaginas.

Espacio para plantar un huerto urbano

Lo primero que tienes que tener cuenta es el espacio. No es necesario disponer de espacios muy grandes, cualquier patio, terraza o incluso una ventana será suficiente. Sin embargo, lo que sí es imprescindible es la luz directa que necesitan las plantas para poder realizar la fotosíntesis. Por ese motivo, si puedes elegir orientación, lo mejor es que sea sur/sureste y evitar todo tipo de sombras de edificios u otros obstáculos.

Montar huerto urbano

Debido a la necesidad de riego constante, además, convendrá que el huerto esté lo más posible cerca posible de una fuente de agua corriente.

Recipiente dónde plantar tu huerto urbano

La maceta necesaria para la creación de un huerto urbano dependerá del espacio del que dispongas. Además, cada especie necesita una profundidad diferente: las lechugas, espinacas y rábanos tienen pocas raíces, por lo que requieren poca profundidad. Con sustratos de a partir de 24 cm es posible cultivar ajos, cebollas, hasta tomates y pimientos. Para aprovechar bien el espacio, lo ideal es alternar las plantas en función de los ciclos de crecimiento de cada una. Y, además, habrá que tener en cuenta el espacio mínimo que necesita cada especie.

Las mesas de cultivo resultan muy prácticas y cómodas, pero también se pueden utilizar jardineras, o macetas textiles, que son muy ligeras y se adaptan muy bien a los espacios.

Plantar huerto urbano

Sustrato para las plantas

De entre los sustratos existentes, lo más importante es que el suelo tenga una proporción adecuada: 60% de sustrato que le aporte estructura y un 40% de sustrato que funcione como abono. Unos sustratos muy útiles por sus buenas propiedades son el vermicompost y la fibra de coco. Ambos son sustratos orgánicos ligeros, por los que circula bien el aire y retienen bien el agua y los nutrientes. Si usas estos dos sustratos, la fibra de coco aportaría la estructura y el vermicompost los nutrientes y las propiedades de la materia orgánica.

En suelos débiles sin disponibilidad de compost deberás aportar abono orgánico para aportar nutrientes al suelo.

Antes de realizar la siembra es necesario preparar la tierra para oxigenarla y dejarla suelta y mullida.

Plantar verduras en casa

Sistema de Riego para tus plantas

Es necesario estar pendiente de la humedad constante requerida en el sustrato, pero sin provocar excesos que puedan repercutir en un lavado de los nutrientes.

Para ello es posible hacer un riego manual por regadera o se puede optar por un riego por goteo automático, que aportará una frecuencia y caudal de agua adecuado para la planta y ahorrarte así también bastante agua.

Las plantas: ¿Cuáles son las mejores?

Lo más sencillo para comenzar es cultivar plantones de viveros. Cuando ya tengas más experiencia podrás cultivar con semillas, incluso de tu propia producción.

La mejor época de siembra por semillas es en primavera, pero es posible sembrar en cualquier época del año siempre que se eviten días muy fríos de invierno o muy cálidos de verano.

El tipo de cultivo que hagas dependerá de si tu espacio recibe luz directa durante todo el año o solo una temporada. Si tienes muchas horas de luz podrás elegir especies como el tomate, el pepino o el calabacín y si dispones de menos horas de sol, tendrás que hacerte con especies que no demanden tanta luz o que prefieran la sombra como son: la lechuga, los rábanos, las cebollas o las acelgas.

Huerto de especias de interior

Y si lo que quieres es tener tus especias frescas siempre a la mano, en la misma ventana de la cocina puedes tener unas pequeñas macetas. Solo necesitas que entre luz natural y que estén protegidas de las heladas.

Las especias y hierbas aromáticas más sencillas y comunes en los huertos urbanos son la hierbabuena, el cilantro, el perejil, el romero, o la albahaca.

En este sipo de cultivos, es importante el espacio dejado entre las semillas. Para plantas como el cilantro, el romero y el perejil, con dejar 15 cm entre ellas será suficiente. La hierbabuena necesita al menos 25 cm de distancia para que no compita por el agua y los nutrientes con el resto de hierbas.

Verduras de huerto urbano

Existen además cultivos de especias preparados para que tener tus propias especias en casa sea aún más fácil.

Con estas básicas recomendaciones podrás comenzar a disfrutar de tu huerto urbano en casa y empezar a cultivar tus propios alimentos.

Author

Escribe un comentario