Los estudios realizados en el último año no presentan resultados demasiado optimistas para los ciudadanos europeos. Así, más de un 70% de los ciudadanos en España, Chipre, Hungría, Grecia o Francia piensan que la calidad del aire en sus países ha sido deteriorada en los últimos 10 años, mientras que en Italia es más del 80% de la ciudadanía la que tiene esa opinión.

Además, un estudio en el que participaron 25.000 ciudadanos Europeos de diferentes países reveló que más de la mitad de los encuestados opinan que los estándares de calidad del aire deberían ser más severos de lo que son en la actualidad. Es por ello que Janez Poto?nik, miembro de la Comisión Europea en el ámbito del Medio Ambiente, afirma que la ciudadanía espera una actuación por parte de la Unión Europea, por lo que se llevará a cabo la revisión de la política de la calidad del aire a lo largo del año 2013.

A pesar de los avances realizados en los últimos años, muchos de los estándares para la calidad del aire son superados en algunas de las áreas con mayor densidad de población, sobre todo en el caso de las partículas en suspensión, el ozono troposférico y el dióxido de nitrógeno. El objetivo de esta revisión de la política de la calidad del aire es la búsqueda de medidas a acometer con el fin de mejorar las características del aire que respiramos.

España a favor de la calidad del aire

Según miembros de la propia Comisión Europea, uno de los aspectos fundamentales para garantizar la eficacia de esta iniciativa es lograr la máxima participación a todos los niveles, para lo cual resulta imprescindible la colaboración de los países miembros de la Unión Europea, así como de las comunidades autónomas, entidades locales y departamentos ministeriales implicados.

En España, el Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de abril, a propuesta del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, un nuevo Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, el “Plan Aire”, cuya ejecución se enfoca al periodo 2013-2016.

Los objetivos generales definidos en el dicho Plan son los siguientes:

  • Garantizar el cumplimiento de las legislaciones nacional, europea e internacional en materia de calidad del aire y de los límites de emisión.

  • Impulsar desde la Agencia General del Estado las actuaciones en materia de calidad del aire para complementar los planes de actuación aprobados por otras administraciones públicas.

  • Reducir los niveles de emisión a la atmósfera de los contaminantes más relevantes y con mayor impacto sobre la salud y los ecosistemas, especialmente en las áreas más afectadas por la contaminación.

  • Fomentar la concienciación de la ciudadanía y mejorar la información disponible sobre la calidad del aire.

Estos objetivos generales se llevarán a cabo mediante la definición de otros más específicos, cada uno de los cuales se desarrollará mediante una serie de medidas, tanto horizontales (orientadas a la información, concienciación, administración o la investigación),  como sectoriales (dirigidas a sectores concretos implicados en la emisión de contaminantes, tales como el sector industrial o la construcción).

Además, con el fin de realizar el seguimiento de los objetivos planteados en el Plan Aire, se revisarán con periodicidad anual los indicadores propuestos en cada una de las medidas, tanto a nivel de aplicación de las mismas como en lo que a su eficacia hasta el momento se refiere.

¿Será el Plan Aire un pequeño paso hacia la mejora de la calidad del aire en España y, aún más, en Europa?

Fuentes: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente / Comisión Europea / Elaboración propia / Flickr

Escribe un comentario