La zona metropolitana del Valle de México se encuentra actualmente en una situación crítica, pero ocurre igual en otras megalópolis como París y Atenas, lo que ha llevado a sus respectivos gobiernos a tomar medidas para reducir los contaminantes del aire en más de un 20% en la próxima década. Para conseguir este objetivo, el jefe del gobierno de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, la alcaldesa de París, Anne Hidalgo y el alcalde de Atenas, Giorgos Kaminis, se han comprometido a prohibir en 2025 la circulación de vehículos diésel en las áreas metropolitanas de estas tres grandes ciudades. 

El compromiso fue suscrito durante la celebración de la sexta Cumbre Bienal de Alcaldes, el evento más importante del Grupo de Liderazgo Climático, conocido como C40. La reunión tuvo lugar en Ciudad de México en diciembre de 2016 y a la misma asistieron alcaldes, intelectuales y políticos de varias de las ciudades más grandes del mundo para debatir sobre las acciones necesarias para reducir la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), como el dióxido de nitrógeno, el oxígeno de azufre y el ozono, que provocan el calentamiento global

Durante la reunión, Anne Hidalgo, alcaldesa de París y presidenta del grupo de liderazgo contra el cambio climático de ciudades C40, también pidió a los asistentes que se unieran de forma global para pedir a los fabricantes de coches la transición hacia los eléctricos, una medida urgente a tener en cuenta en las ciudades para mejorar la calidad del aire, reducir los contaminantes y evitar problemas en la salud de la población. 

Fuentes: Elaboración propia / OMS / Grupo de Liderazgo Climático 

Recomendación musical: Heartbeat City – The Cars.

Author

Escribe un comentario