Diversos estudios estiman que, el potencial de reducción de GEI de México, oscila entre 130-320 millones de toneladas de CO2 anuales, aproximadamente. Por ello, se han establecido metas voluntarias de reducción de emisiones de manera periódica hasta 2050. Estas metas serán alcanzadas mediante:

– acciones de eficiencia energética,

– sustitución de combustibles y

– uso de tecnologías bajas en carbono

Según el Inventario Nacional de Emisiones de GEI 1990-2006 de México, el total de las emisiones generadas en este periodo, se repartió de la siguiente manera: 

México y las emisiones de GEI

Para reducir las emisiones de GEI en estos sectores, es necesario disponer de herramientas que, mediante información técnica, ayuden en  la toma de decisiones.

Estos son los motivos que han llevado al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático de México (INECC), de mano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), a solicitar asistencia técnica para la evaluación del potencial de reducción de GEI, en el sector de la construcción mexicano y sus subsectores.

Las conclusiones de este estudio realizado por Creara Internacional, se han incluido en la ‘Quinta Comunicación Nacional de México ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático’.

La eficiencia energética como solución

Tras un exhaustivo estudio de la industria de la construcción mexicana, se ha determinado que los subsectores que más GEI emiten son el del cemento y el del acero. La aplicación de medidas de eficiencia energética en estas industrias, permitirá no sólo un ahorro energético considerable, sino también una reducción significativa del total de las emisiones derivadas de la manufactura y del sector de la construcción.

Para llevar a cabo este estudio, se ha analizado la evolución del consumo de energía en el sector de la construcción de México, así como en sus subsectores. En todos ellos se ha notado una tendencia creciente en el consumo energético, que da lugar a un aumento de las emisiones de GEI.

En consecuencia, se han propuesto diversas medidas de reducción para cada uno de los sectores, estimando varios factores: su potencial de reducción de GEI, el coste, el beneficio y el tiempo necesario para recuperar la inversión, en el caso de que dicha medida fuera implantada.

El estudio también ha destacado buenas prácticas en  México. Las investigaciones que se han llevado a cabo en  las industrias del cemento y de la siderurgia mexicanas, han confirmado que la eficiencia energética en estos subsectores tiene pocas posibilidades de mejora. Tras comparar los indicadores de eficiencia energética de dichas industrias con valores internacionales, se ha observado que los valores mexicanos son muy elevados respecto a la media mundial de los sectores.

De esto se extrae que ambas han recorrido un largo camino para ser más eficientes, y que siguen la tendencia señalada por expertos locales, de que la tecnología eficiente es completamente necesaria en el desarrollo del negocio de estos sectores.

Políticas contra el cambio climático

Por otro lado,  se ha considerado necesario dar un mayor impulso a otro tipo de mejoras, para que el sector público puede ayude a la industria a continuar con las mejoras tecnológicas proyectadas.

Con el fin de guiar al Gobierno mexicano en la elaboración de programas gubernamentales de eficiencia energética y de reducción de GEI aplicables a la industria de la construcción, se han analizado diversas experiencias internacionales y, tomando la situación actual de México como referencia, se han propuesto una serie de buenas prácticas. Estas medidas están relacionadas con:

– Formación de organismos específicos, como una Red Nacional de Innovación y Desarrollo de Empresas Constructoras

– Elaboración de políticas que promuevan el desarrollo de la eficiencia energética y la disminución de GEI en la industria

– Creación de mecanismos permanentes de financiación, como incentivos para la eficiencia energética en el sector industrial

– Acciones de concienciación del sector industrial, como programas de formación y educación en eficiencia energética dirigidos al personal de dichas empresas

Con la aplicación de las medidas propuestas, el Gobierno mexicano conseguirá una disminución de emisiones derivadas del sector de la construcción, que le ayudará a alcanzar las metas voluntarias de reducción establecidas.

¿Consideras necesario que los países impulsen iniciativas como esta?

FuentesSENER / INEGI / INECC / Flikr

Escribe un comentario