Evidentemente, nosotros siempre podemos hacer algo. De hecho, somos los únicos responsables del cambio climático que ha sufrido el medio ambiente en las últimas décadas. Y por lo tanto no solo podemos, sino que debemos hacer todo lo que esté en nuestras manos para frenar el avance del agujero de la capa de ozono.

 

¿Qué podemos hacer para conservar la capa de ozono?

Ya lo has oído mil veces: eliminar de nuestras vidas los aerosoles. Aunque es cierto que la emisión de clorofluorocarbonos se interrumpió casi por completo gracias al Tratado de Montreal, siguen existiendo en el mercado aerosoles que (aunque no tanto) propician el cambio climático.

Los clorofluorocarbonos permanecen en la atmósfera 100 años, aunque el dato sea devastador, nosotros preferimos pensar que si eliminamos los aerosoles podremos ver mejoras en nuestra capa de ozono a partir del año 2070.

¡Si tú también quieres dejarle a las futuras generaciones una capa de ozono en mejor estado, lo mejor que puedes hacer es tirar ahora mismo todos los aerosoles que tengas en casa! Y en el caso de que necesites usar uno irremediablemente, fíjate que en la etiqueta ponga que los gases que utiliza son respetuosos con el medio ambiente. 

Escribe un comentario