¿Consume mas energia mi coche o mi casa?Pero, de media, ¿dónde se produce el mayor gasto energético de una familia, en la carretera o en casa? Según el IDAE, el gasto familiar medio de combustible para el coche es entre un 28% y un 50% mayor que el gasto de la energía consumida en casa.

Medido en términos energéticos, el consumo de energía de los hogares es atribuible en un 56% al consumo de combustible del vehículo (o vehículos) y el resto (44%) a los consumos de la vivienda. Esto es, el transporte supone en torno a un 30% más que la casa en consumo de energía.

Esta estimación se basa en considerar que una familia media realiza 30,000 km al año, con un consumo medio de 6 litros de gasóleo a los 100 km.

El consumo de mi casa

Por parte de los hogares, se estima un consumo medio de 1,1 tonelada equivalente de petróleo. Los principales consumos son:

– Calefacción (46%)

– Agua caliente (20%)

– Electrodomésticos (16%)

– Cocina de alimentos (10%)

– Iluminación (7%)

– Aire acondicionado (1%)

Pero una vez revisadas las «frías» cifras, lo importante es conocer la realidad y actuar sobre aquellas cosas que están en nuestra mano.

Cómo gastar menos en transporte

Dado que el uso del vehículo particular supone nuestro mayor gasto energético, debemos pensar si está en nuestra mano reducirlo, ya sea:

– Utilizando otros medios de transporte (a pie para distancias cortas, bicicleta para distancias medias y transporte público para distancias largas)

– Buscando alternativas para compartir vehículo privado (el conocido «carsharing»)

– O, cuando menos, realizando una conducción eficiente.

– Por supuesto, el empleo de vehículos más ecológicos es una alternativa a considerar a la hora de reemplazar nuestro vehículo privado actual.

Cómo gastar menos en casa

También en casa se produce un consumo energético relevante, especialmente debido al uso de calefacción. Siguiendo sencillos consejos como regular el termostato a una temperatura de 21º, llevando ropa adecuada o bajando las persianas una vez ha anochecido podemos mitigar este consumo, ahorrarnos dinero y reducir nuestras emisiones.

Fuentes: Elaboración propia / ladyverd.com / elmundo.es / mma.es / flickr.com

Author

Escribe un comentario