Tráfico nocturno

Medidas que antes no contemplábamos, como planificar la ruta más rápida para llegar a tu destino teniendo en cuenta el tráfico o el medio de transporte público más adecuado, ayudarían a la reducción del consumo de carburantes, la cantidad de atascos y el impacto medioambiental del transporte por carretera.

Con este propósito, un grupo de científicos de ocho países (Austria, Bélgica, República Checa, Alemania, Italia, Países Bajos, Noruega y Rumania), financiados con fondos comunitarios, han desarrollado el proyecto IN-TIME («Gestión de viajes inteligente y eficiente para ciudades europeas»), que permitirá determinar la mejor manera de trazar itinerarios urbanos. Su presentación a representantes de la industria y proveedores de servicios, así como a funcionarios locales y regionales, se realizó el pasado mes de enero en Viena.

Servicios multimedia: llegar antes y contaminar menos

Este servicio, financiado con 2,9 millones de euros a través del Programa de ayuda a las políticas de tecnologías de la información y comunicación (PAP-TIC), y perteneciente al Programa Marco para la Innovación y la Competitividad (PIC) de la Unión Europea, tiene como objetivo prioritario fomentar que las personas cambien sus hábitos de desplazamiento al estar informados sobre el tráfico y desplazamientos en tiempo real (RTTI), a través de un servicio multimedia de información.

La información, proporcionada por los servicios europeos de información de tráfico, invita a los usuarios a elegir la mejor ruta en función del consumo de energía, el coste y la intensidad del tráfico, así como los horarios de transporte público y noticias sobre accidentes, obras, desvíos, etc. Toda la información llegaría a través de nuestros teléfonos móviles o por medio de una web, que te indicaría la ruta más adecuada.

Según los promotores de este proyecto, el impacto se podrá observar en vías menos congestionadas de tráfico o la seguridad que proporciona tener conductores más relajados; también en la promoción del transporte público, permitiendo la reducción de las emisiones de CO2 y la contaminación sonora.

Pero aún hay más. Este proyecto también tiene amplios beneficios económicos, pues Europa se pone así a la cabeza de los sistemas de información de transporte multimedia en el mundo lo que permitirá la dinamización de su economía por medio de la reducción de los costes de transporte y distribución de las empresas.

Las ciudades del proyecto IN-TIME

De momento, el sistema IN-TIME, que inició sus actividades en 2009 y se prolongará hasta el 2012, se pondrá a prueba en seis ciudades europeas: Brno (República Checa), Bucarest (Rumanía), Florencia (Italia), Múnich (Alemania), Oslo (Noruega) y Viena (Austria), pero en el futuro, el reto es establecer una conexión que implique a toda Europa.

¿Qué te parece esta medida? ¿Crees que solucionará los problemas de tráfico?

Fuentes: Twenergy / CORDIS – Comisión Europea / Proyecto IN-TIME / Flickr

Author

Escribe un comentario