Cocina de gasEl sistema se basa en una planta de digestión anaerobia que se utiliza para descomponer los lodos de las aguas residuales y producir biogás, mediante el proceso metabólico de descomposición de la materia orgánica sin la presencia del oxigeno del aire. Este biogás es combustible, tiene un alto valor calorífico y puede ser utilizado en la cocción de alimentos, para la iluminación de naves y viviendas, así como para la alimentación de motores de combustión interna que accionan máquinas herramientas, generadores eléctricos y bombas de agua.

Este biogás no se estaba introduciendo en la red de gas natural por tener diferentes características, pero eliminándose las impurezas y añadiéndole sustancias que hagan que huelan como el gas como medio de seguridad en caso de escapes, éste puede ser introducido sin problemas a la red general.

El primer sistema de ese tipo se encuentra en Didcot, un pueblo cercano a Oxford, y provee de gas natural a 200 hogares: el proceso completo, desde que se tira de la cadena hasta que se utiliza el gas producido por el desecho, tarda 20 días.

Este modelo puede ser replicado en todo el país, así como en otros países y España está en la posición de adaptar sus instalaciones. En las plantas de tratamiento de la Comunidad de Madrid por ejemplo una parte del biogás producido se aprovecha para la producción de electricidad y autoabastecimiento de la propia planta y para hacer compost para el mantenimiento de jardines.

Author

Escribe un comentario