Turismo sostenibleTransporte sostenible

Seguro que has oído hablar del turismo sostenible, pero, ¿sabes realmente en qué consiste? ¿Estás dispuesto a apartar la pereza y a no ser uno más
de los que se van de vacaciones organizadas sin pensar en los efectos que tiene sobre los lugares turísticos? Aquí tienes algunos consejos:

1. Muévete en tren. El 82,8% de los más de 150 millones de viajes que se realizaron en 2009 dentro de España fueron en coche. Imagina el impacto negativo que eso supone y la cantidad de contaminación que genera. ¿No prefieres utilizar un medio de transporte público, como el tren? Hay ideas estupendas como el Inter-Rail, que te permite viajar por diferentes países europeos con un solo billete. ¡Recuerda que ya no hay limitaciones con respecto a la edad, tan sólo ofertas! Échate la mochila al hombro y recorre Europa.

2. La bici, para ir sobre dos ruedas. Otra posibilidad es que dejes de lado, por una vez, los míticos viajes en avión que tan baratos te salen para hacer algo especial y te subas a la bici. ¿Te atreves? Tan sólo entrena un poco y podrás hacer rutas maravillosas como el Camino de Santiago, disfrutando del paisaje.

3. El coche, mejor en grupo. Si definitivamente vas a viajar en coche, puedes aprovechar al máximo este medio de transporte. No es necesario que cada uno de tus amigos, o de tus parejas de amigos, vayan en un coche diferente. Si tenéis pensado hacer todos juntos el mismo viaje, subíos al mismo coche: cuantos más vehículos evitemos en la carretera, mejor. Así podréis descansar por el camino e ir cambiando de conductores, ¡seguro que es mucho más divertido y se evitan discusiones de pareja fruto del cansancio!

Elige destinos sostenibles

1. Naturaleza y sostenibilidad. El turismo es un potente agente del desarrollo pero, si no se realiza de manera responsable, puede convertirse en una carga para las comunidades de destino. España, el tercer país más visitado del mundo (después de Francia y Estados Unidos), con 52,2 millones de visitantes internacionales en 2009, sabe de lo que habla cuando se acercan esas grandes masas de turistas que no siempre respetan lo que se encuentran.

Si no vas a salir fuera de España, puedes elegir algunos lugares preciosos que son espacios protegidos por su diversidad geográfica o por su fauna y flora, en los que también se fomenta el turismo sostenible.

2. Las ciudades también cuentan. Si lo tuyo no es la naturaleza sino la urbe, puedes tener en cuenta a la hora de tomar una decisión sobre tus vacaciones que las ciudades que visites estén dotadas de una red de tranvía y metro potente, para poder desplazarte en medios de transporte que contaminen menos, así como elegir la bici para moverte por la ciudad. Amsterdam o Berlín son las pioneras: por ellas puedes pasear en bicicleta sin ninguna dificultad, y disfrutar de la ciudad respirando el aire fresco.

Ayuda a conservar el entorno

No hay nada más desagradable que bañarse en el mar y encontrarte con que lo que se te ha enredado en los pies no es un alga si no una bolsa de plástico. O visitar un río contaminado en el que huela a podrido desde el mirador.

Así que piensa que a los demás tampoco les gustará encontrarse con restos de tu visita y cuida los entornos a los que acudes. Si no te gusta que tus hijos tengan que construir castillos de arena coronados por colillas de cigarros, no generes residuos en las playas, o recógelos. No cuesta nada meterlos en el plástico del paquete de cigarro, o llevar una bolsa para las basuras en caso de que vayas a hacer un picnic playero.

Compra productos y regalos de comercio justo

Te proponemos el comercio justo como una alternativa, especialmente si viajas a los denominados países del Sur, o países en vías de desarrollo. Sus productos, que puedes encontrar en tiendas y en ONG de muchas localidades, llevan una marca que asegura que han sido elaborados respetando los principios de igualdad, protección de los derechos humanos y respeto del medio ambiente.

Sigue reciclando aunque estés de vacaciones

Aunque estés de vacaciones tienes que seguir reciclando: ¡eso es lo único en lo que no debes descansar! Aunque te cueste buscar los contenedores y comprenderlos (porque en otros países son de otros colores), recuerda que tienes tiempo, estás de vacaciones y las prisas puedes dejarlas de lado para seguir contribuyendo a mejorar el medio ambiente.

Descarga la Guía para unas vacaciones sostenibles completa en formato PDF.

Author

Escribe un comentario