Producción de gafas biodegradablesEnmarcado en el proyecto OPTOBIO, la investigación reúne a expertos de tres importantes centros tecnológicos: AIDO, AIMPLAS (Instituto Tecnológico del Plástico) y AINIA. Juntos han creado un biopolímero a partir de la fermentación microbiana de los residuos cítricos generados por la industria de zumos y frutas.

Con unas propiedades óptimas de flexibilidad, resistencia mecánica y resistencia al rayado, es posible fabricar unas monturas biodegradables que valoricen los residuos de la industria agroalimentaria y ayuden a reducir su impacto sobre el medio ambiente.

El proyecto, financiado conjuntamente por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), tiene un objetivo claro: fabricar productos óptico-oftálmicos sostenibles. Según los primeros avances, este bioplástico hecho a partir de cítricos podría utilizarse en otros sectores, como en la fabricación de envases y piezas de automoción.

No es la primera vez que se utilizan residuos de frutas para obtener nuevos materiales. Otro ejemplo es el trabajo que llevan a cabo los científicos del Centro de Investigación y Estudios Avanzados en México para la producción de bioestimulantes a partir de huesos de aguacate y cáscaras de plátano. Con la biología sintética como base, los resultados para obtener aplicaciones para plantas y biocombustibles están siendo todo un éxito.

Fuentes: Levante | Europa Press | Foto de AIMPLAS

Escribe un comentario