mariposa monarca, mexico, peligro de extincionEl viaje de la mariposa monarca comienza en otoño, en el sur de Canadá y norte de Estados Unidos. Tras recorrer más de 5.000 kilómetros, la mariposa monarca llega a los bosques de pino y oyamel en Michoacán y el estado de México, donde la Reserva de la Biosfera Mariposa Monarca –considerada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad- ocupa 56 mil hectáreas. Dicen que la población de mariposa monarca era tan abundante que en el siglo XIX logró formar una nube negra en el valle del Mississippi.

Ahora, el cambio climático, la pérdida de su hábitat natural, el uso de herbicidas y los parásitos son las principales amenazas de la mariposa monarca. Otra razón que hace peligrar la población de la mariposa monarca es la desaparición del algodoncillo, la planta de la que se alimenta y donde cría la mariposa monarca. La directora de la de Reserva de la Biósfera de la Mariposa Monarca, Gloria Tavera, asegura que “esta es la disminución más drástica que hemos tenido; tan solo en los últimos dos años, la población de mariposa monarca que ha arribado a los bosques mexicanos disminuyó en 43%”.

Un grupo de ecologistas estadounidenses han pedido al Servicio de Vida Salvaje y Pesca de Estados Unidos la inclusión de la mariposa monarca en la lista de especies protegidas con el fin de evitar su total extinción. La situación es alarmante: los ecologistas estiman que el terreno perdido de las mariposas monarca equivale a todo el territorio de Texas.

Fuentes: Semarnat | Aztecanoticias | Flickr

Escribe un comentario