Está claro que no hay una solución única, pero debemos plantearnos un cambio de estrategia, pues la que tenemos vemos que no está funcionando. En el tema energético la mejor solución que se está planteando es la de la Generación Distribuida definida por algunas organizaciones como la generación a pequeña escala que proporciona electricidad en puntos más cercanos al consumidor que la generación centralizada. De esta manera podemos conseguir disminuir las emisiones, fomentar las energías renovables y ahorrar energía, mejorando al mismo tiempo la seguridad y calidad energética y aumentando la capacidad de generación del sistema. Existen actualmente tecnologías disponibles para hacer esto posible y otras que se están desarrollando, y además existen proyectos para poder llevarlo a la práctica y resolver las dificultades que pueda haber para su distribución. Un ejemplo es el proyecto DENISE (Distribución Energética Inteligente- Segura- Eficiente) a nivel europeo, al que hay que sumar experiencias con éxito como la calefacción de distrito gracias a la geotermia, biomasa o cogeneración. El mayor proyecto de «district heating» en España se desarrollará en Soria.

Aparte del cambio del modelo de generación energética sería necesario también plantearse si el modelo de economía actual es sostenible. El documental «The economics of happiness» se cuestiona las ventajas e inconvenientes de la globalización y plantea llevar la economía a escala local. Con la generación distribuida estaríamos llevando la energía a escala local, pero hay otros aspectos que también sería muy beneficioso llevar a escala local, como es la alimentación. Parece una locura que en muchos casos los productos se cultiven en un lugar, se lleven al otro lado del mundo para limpiarlos, para luego volverlos a traer al lugar de origen, con todo lo que eso implica en cuanto a impactos ambientales y la calidad final del propio alimento.

Hay un movimiento llamado Slowfood que promueve el comer alimentos estacionales de calidad sin dañar al medio ambiente o a la salud y desarrollar la economía de la agricultura local. Seguro que puedes encontrar en tu municipio algunos «grupos de consumo» donde puedes llevar este asunto a la práctica.

Reactivando la economía a nivel local no solo estaremos beneficiando al planeta sino que podemos replantearnos nuestro estado de bienestar.

Fuentes: Twenergy / Solariaer.es / Ecodes

Escribe un comentario