Los ecocheques en BélgicaPara ello, ha creado en colaboración con el sector privado y los sindicatos de trabajadores los “ecocheques”, original versión verde de los cheques de transporte y restauración que tradicionalmente usamos en nuestras empresas.

La particularidad de estos bonos es que los empleados sólo pueden invertir su valor en servicios y productos sostenibles, como el uso del transporte público o la compra de bicicletas, bolsas biodegradables, artículos de jardinería, útiles realizados con material reciclado… En resumen, en el consumo de lo que se ha dado en llamar “servicios amigables con el medio ambiente”.

De esta manera, el gobierno belga confía en que la población adquiera poco a poco los productos mencionados e incorpore a sus rutinas hábitos saludables como dejar el coche en casa y usar medios de transporte alternativos. Toda una evolución social hacia el consumo responsable y la conciencia medioambiental.

Estos “cheques verdes” han sido repartidos entre un millón de trabajadores y tienen actualmente un importe de 125€ anuales. Además, está previsto que en 2010 la cifra aumente hasta los 250€, todo un esfuerzo económico dirigido por el gobierno belga y participado voluntariamente por empresas de sectores como la banca, el transporte, el hotelero, el metalúrgico y el químico.

Si sumamos esta iniciativa a la incorporación de tecnologías limpias y nuevas políticas de reducción de emisiones de CO? que está experimentando Bélgica, tenemos ante nosotros todo un ejemplo de estrategia global de sostenibilidad.

Fuente: Elaboración propia / bbc.co.uk / Flickr

Author

Escribe un comentario