Google X es la división experimental del gigante de Internet y con Makani -que significa viento en hawaiano- ofrece dos grandes ventajas frente a las turbinas eólicas convencionales. La primera: produce más energía. La revolucionaria tecnología de Makani permite que la cometa alcance una altitud de hasta 350 metros, donde el viento sopla a una mayor velocidad. Esto permite producir un 50% más de energía limpia que los molinos que estamos acostumbrados a ver en los campos eólicos.

La segunda gran ventaja de Makani es su reducido coste frente a los aerogeneradores convencionales. El proyecto de Google X elimina el 90% de los materiales utilizados en las turbinas eólicas. Éstos requieren 100 toneladas de materiales como el acero o la fibra de vidrio y necesitan una gran cantidad de espacio donde instalarse. Su construcción es compleja y muy costosa. Por su parte, Makani no requiere palas, ni torres de contención ni un gran espacio donde establecerse.

Básicamente, Makani (ver vídeo) está compuesto por cuatro rotores y permanece sujeto a una base terrestre a través de un cable muy resistente. La electricidad baja a la red por ese enlace formado por hilos conductores que rodean un núcleo de alta resistencia. La estación de tierra ocupa mucho menos espacio que un turbina de viento tradicional, mientras que un software inteligente controla todas las operaciones.

Google X prevé realizar las primeras pruebas de Makani en la localidad de Waimea, en Hawai, con el objetivo de probar los vuelos de larga duración y la cantidad de energía limpia que genera la cometa a diferentes velocidades de viento. Este ambicioso proyecto de energía eólica se suma a las investigaciones de Google sobre coches autónomos, lentes inteligentes y globos que llevan internet a zonas de difícil acceso. Apuestas de futuro que pronto serán reales.

Fuentes: Google.com

 

Escribe un comentario