Consumo de energía en Reino UnidoAnte la drástica reducción registrada en la demanda eléctrica, los servicios ingleses de estadística han estudiado cuáles habían sido las causas de esta excelente noticia con el objetivo de reproducirlas en el futuro. Lamentablemente no todas eran positivas.

Los datos examinados han revelado que el impacto de la subida de la tarifa eléctrica ha podido afectar a los británicos con menos recursos económicos. La concienciación medioambiental y las medidas aplicadas de eficiencia energética han contribuido a rebajar el consumo energético, sin embargo se demuestra que  el sector más desfavorecido de la sociedad británica ha tenido que renunciar a servicios tan básicos como la calefacción para poder ahorrar en su factura eléctrica.

El pasado mes de enero, el Gobierno británico puso en marcha una iniciativa bautizada como “Green Deal” gracias a la cual se facilita la financiación de las obras de mejora energética de los hogares a través de unos préstamos reembolsables en la factura de los suministros de energía. Este plan contempla, entre otras, medidas de aislamiento térmico, renovación de los sistemas de climatización o adquisición de instalaciones de energía renovable.

Mientras muchos celebran el éxito de políticas de eficiencia energética como el “pacto verde”, desde distintos grupos de consumidores se alzan voces críticas que denuncian la imposibilidad de los más desfavorecidos para, por un lado, acogerse a este tipo de medidas y por otro afrontar las cada vez más infladas facturas energéticas.  

Ya habíamos visto en otras ocasiones cómo se utilizaba el factor económico para reducir el gasto en combustible. Por ejemplo, el cobro de tasas por acceder al centro de grandes ciudades o la proliferación de parquímetros son medidas disuasorias que han dado resultados satisfactorios.

Fuente: Flickr

Escribe un comentario