Guía de la bicicleta

Sus ventajas son numerosas:

– Eficiencia energética

Su consumo de energía es 50 veces menor al que requiere un coche. Además, con la energía requerida para la fabricación de un solo coche podrían producirse 100 bicicletas.

– Bajo Coste

Sus costes de adquisición y mantenimiento son entre 30 y 40 veces inferiores a los de un automóvil. Además, el gasto que requieren sus infraestructuras es entre 10 y 20 veces menor que el del tráfico motorizado.

– Mejora tu salud

Considerando que la mitad de los desplazamientos urbanos son inferiores a 3 kilómetros, pedalear de manera habitual contribuye a mejorar nuestra salud sin requerir de grandes esfuerzos físicos.

– Cuida del medio ambiente

No emite absolutamente ningún gas de efecto invernadero, a diferencia del resto de medios de transporte alimentados por combustibles fósiles. Además, reduce la contaminación acústica.

– Rapidez

En 15 minutos es fácil recorrer de 3 a 4 kilómetros, salvando los habituales atascos de las grandes ciudades.

– Autonomía y puntualidad

La independencia y autonomía que proporciona la bici permite calcular exactamente el tiempo que nos lleva completar un recorrido, obviando factores como el tráfico o, incluso, las obras.

– Aparcamiento fácil y barato

Cualquier farola o valla se presta a encadenar nuestra bicicleta. En todo caso, los ayuntamientos han ido instalando aparcamientos de bicis por toda la ciudad, por lo que ahorraremos tiempo respecto al coche y, además, dinero pues no hay que pagar zona de estacionamiento regulado.

– Alivia los problemas de tráfico urbanos

No sólo reduce el volumen de atascos en las grandes ciudades -la capacidad de una vía ciclista multiplica por 10 la de una vía para automóviles-, sino también el de estacionamiento, puesto que en el espacio de una plaza de aparcamiento de coche se pueden aparcar hasta 20 bicicletas.

Escribe un comentario