Vagón del saberEn otras ocasiones habíamos visto un vagón de tren destartalado que con las reformas necesarias se conviertía en un restaurante, un local de copas o un centro de información pero la idea que ha puesto en marcha el Ministerio Coordinador de Patrimonio de Ecuador va mucho más allá.

Haciendo bueno el dicho “Si la montaña no viene a Mahoma, Mahoma va a la montaña” han recuperado del almacén del sistema ferroviario un viejo vagón para ponerlo en funcionamiento y dedicarlo a llevar la cultura, el ocio, el entretenimiento y muchas cosas más a lugares donde no llega ninguna de estas cosas con facilidad.

Inspirados por el espíritu del reciclaje y la versatilidad han recuperado un transporte que acercará la música, el teatro, la literatura, el arte y lo que sus gestores sean capaces de incluir en este vagón adaptado al que podemos denominar de amplio espectro cultural.

Gracias a un estudiado diseño industrial se convierte en un espacio multifunción capaz de albergar un aforo de hasta 80 espectadores con sólo acoplar una cubierta y mobiliario retráctil.

Descarrilado hace 12 años ahora circulará por estaciones de la costa que rescatan así una vía de acceso a la cultura y el ocio. La imaginación es el límite de una programación sobre raíles que se basa en la filosofía del menos es más, o dicho de otra manera: con menos elementos más posibilidades. Una máxima que se puede aplicar al reciclaje en todos sus ámbitos.

Fuentes: Tree Hugger | Al Borde | Design Boom

Escribe un comentario