Si has pensado en ir de vacaciones y estás buscando tranquilidad y disfrutar de la soledad del océano, entonces acabas de encontrar la casa de sus sueños. Una compañía polaca ha presentado un proyecto de casa flotante en el océano, la cual se autosustenta a través de energía solar y del mar. De esta manera, se pueden obtener los recursos básicos del agua y energía para su funcionamiento y ser sostenible en el tiempo. 

La casa que está diseñada para ser construida en  la costa Nor-Poniente de la isla de Zante en Grecia y se sitúa flotando en el mar, a unos metros de la costa. El hogar, que está  inspirado en un yate y tiene forma de uve, se ha orientado y diseñado para poder sacar el máximo partido a las energías de la naturaleza y conseguir que sea sostenible. Para ello, se  ha acristalado la casa para poder aprovechar la máxima entrada de luz, y para conseguir hacer un uso mínimo de la electricidad que hayan almacenado los paneles fotovoltaicos y el  sistema de energía mareomotriz. Además, la residencia posee un sistema de desalización que permite el consumo del agua potable.  

En cuanto a los materiales, la casa flotante está hecha de concreto (mezcla de cemento, arena, piedra y agua) y  acero. El domicilio se  ha dispuesto en dos niveles, donde el segundo de ellos está suspendido gracias a la sujeción  a una estructura central  que hace de contrapeso. La planta baja tiene una cubierta flotante al nivel de la superficie del mar. De ahí, se alza una escalera que conecta con el piso superior, donde se encuentra un hogar, en el que sus inquilinos podrán escuchar el sonido del mar.  

Fuentes: Twenergy / Verdeciudad.com / Flickr

Author

Escribe un comentario