Semaforos inteligentes NeuquenEstos semáforos están conectados los 365 días del año a un centro de cómputos instalado en dependencias municipales. Desde este centro, los controladores vigilan constantemente el flujo del tránsito de cada una de las esquinas, regulando los semáforos, alargando o acortando a conveniencia el tiempo en verde o en rojo.

Supone un gran avance, considerando que hasta esa fecha el control de los semáforos se hacía de forma manual con agentes que recorrían las esquinas. Además, estos semáforos impulsan la onda verde, es decir, que en las principales troncales, siempre y cuando no se sobrepase la velocidad máxima establecida, el semáforo inteligente no cambie a rojo. Además, cuantos más vehículos circulan, más se extiende el tiempo de apertura del semáforo en verde.

Los planes entonces eran disponer a finales de 2013 con semáforos inteligentes en 67 de las 150 esquinas que tiene la ciudad de Neuquén, lo que supondría 2,5 millones de pesos de inversión. Ahora y con 2 millones de pesos adicionales, arranca la segunda etapa de semaforización inteligente con la que sumarán 109 esquinas sobre el total de 150 semaforizadas que existen. Además, para 2015 podría arrancar una tercera etapa.

En esta segunda fase, también se persigue morigerar la peligrosidad de los cruces al tiempo que se mejora la fluidez de la circulación en calles céntricas y de gran congestionamiento. Zonas muy transitadas por los automovilistas, como Alcorta, Perito Moreno, Mitre y Sarmiento, se beneficiarán de los nuevos semáforos inteligentes. En esta misma línea, las calles con más conflicto de tránsito en los horarios pico se sumarán a la onda verde.

 

Aunque se han hecho impopulares por las foto multas, estos semáforos inteligentes traen grandes beneficios gracias a sus LEV (limitadores electrónicos de velocidad) con los que es posible un control seguro de la velocidad en rutas interurbanas y accesos a áreas urbanas. Los neuquinos percibirán en breve las ventajas de este despliegue, pues reducirán los tiempos en sus traslados por los barrios de la capital.

Desde un punto de vista ambiental y de desarrollo sostenible, estos semáforos inteligentes reducen el consumo de energía a través de sus sistemas de luces LED. Paralelamente, una mejor gestión del tránsito permite reducir en muchas toneladas las emisiones de CO2 a la atmósfera y reducir el consumo de combustibles fósiles. Gracias a la tecnología y a la aplicación de una central de inteligencia autoadministrada que determina el flujo de vehículos con la instalación de tres contadores sobre Belgrano y tres sobre San Martín, será posible determinar el tiempo de la onda, dándole regularidad y previsibilidad al tránsito.

Fuentes: Lmneuquen | Río Negro | Flickr | Flickr

Escribe un comentario