La erosión es el desgaste de las rocas, rotura o cambio de lugar de polvo, arena y piedras. Esos acantilados que nos impresionan, las cuevas, las gargantas, cañones, valles… todo el paisaje natural que admiramos ha sido formado durante miles de años, si no ha intervenido la mano del hombre.

La erosión está causada por elementos como el aire, el agua, la temperatura, y por el hombre cuando se practica la minería, deforestaciones, agricultura intensiva, riego artificial y pastoreo intensivo.

Principales causas de la erosión

El viento, la lluvia, las altas y bajas temperaturas y la gravedad son las causas naturales de la erosión. Pero también existe la erosión antrópica, que es la que se da cuando el hombre actúa sobre la capa superior del suelo y su vegetación, dando paso a su desaparición o alteración. La erosión antrópica ha tenido lugar desde que el hombre empezó a cultivar, después a crear pueblos y ciudades y casas en montañas o a primera línea de mar. Este tipo de erosión es inevitable, ya que la humanidad evoluciona y crece, con lo que necesitamos espacios para vivir. Sin embargo, es posible tener un control sobre ella y proteger a la Naturaleza. Una erosión antrópica sin control puede tener un efecto devastador si el suelo no puede soportarla.

La erosión antrópica puede ser de explotación, ello ocurre cuando el suelo ha sido sobreexplotado para el cultivo. Llega un momento en el que el suelo se vuelve débil y la tierra ya no es fértil. También puede ser erosión antrópica de construcción, que se da cuando se modifica el suelo para construir edificios o se utiliza un suelo ya modificado. Los incendios forestales también causan erosión en el suelo y tienen consecuencias.

Tipos de erosión

Además de la erosión antrópica, existen varios tipos de erosión cuyo nombre y consecuencias son distintos dependiendo del factor que la provoca:

La erosión hídrica

La erosión hídrica se da cuando el agua desgasta las rocas y transporta la piedras. De ese modo, el terreno queda aplanado o las rocas pierden su forma. Al pie de los acantilados, las consecuencias de la erosión provocada por el agua mar se puede ver con mayor claridad. La erosión que provocan las gotas de lluvia pueden aplanar el suelo o formar surcos, dependerá de la fuerza del agua al caer, del tiempo de duración de la lluvia, de la capacidad del suelo de filtrar ese agua, de la vegetación que cubre el suelo y de la pendiente.

Durante la erosión hídrica, las partículas de suelo o de roca se van desprendiendo, y la fuerza del agua las traslada a otros lugares, pudiendo provocar importantes deslizamientos de tierra. Aquellos suelos cuyas partículas se encuentren unidas débilmente y su permeabilidad es baja, son los que sufrirán una mayor erosión hídrica.

Tipos de erosión hídrica

Existen varios tipos de erosión hídrica y de deslizamientos.

Erosión por arroyamiento

El agua se concentra en un canal, y con ella su capacidad para la erosión. Da lugar a tres tipos distintos de erosión:

  • Barrancos y cárcavas. Se forman donde el agua cae por una pendiente.
  • Regueros o canales más pequeños.
  • Surcos: se producen al removerse el suelo por acción del agua, formando surcos que transportan el material desprendido del suelo.

Erosión laminar

La parte más superficial del suelo se va desprendiendo en láminas. No se percibe mucho, pero va desplazando partículas haciendo que la erosión del suelo sea mayor. En este tipo de erosión se desplaza la arcilla, la materia orgánica y el barro, dejando las partículas más gruesas.

Erosión de depósitos fluviales

Cuando una corriente de agua desplaza los sedimentos de su propio canal.

Erosión en túnel

Deslizamientos y hundimientos causados por flujos de agua subterráneos o rocas que se disuelven, dando lugar a cavernas.

Erosión glaciar

Provocada por el paso de los glaciares sobre y junto a las rocas.

La Erosión eólica

Es la provocada por el viento. Dependiendo de su fuerza, puede remover las partículas del suelo o desgastar las rocas. Se da en terrenos áridos, como desiertos o suelos arrasados por la sequía o en los que la vegetación es escasa, y en las cumbres de las montañas.

Las diferencias de temperaturas existentes en estos lugares hace que las rocas se rompan, con lo cual el viento puede llevarse sus partículas con mayor facilidad. Dependiendo del material del que estén compuestas y de la velocidad del viento, puede arrancar esas partículas, levantarlas y transportarlas, si no se trata de roca dura. La vegetación también puede impedir o disminuir la erosión eólica.

La erosión eólica actúa sobre la totalidad de la superficie del suelo, pudiendo crear depresiones de poca profundidad, como las cuencas. Al actuar el viento sobre el suelo, se lleva partículas orgánicas y materiales como la arcilla, sales de yodo y yeso. Si los lleva hacia las zonas de cultivo, esto será perjudicial. Así mismo, el suelo pierde fósforo y también se seca, lo que hace que sea difícil su cultivo. También puede transportar insectos y semillas nocivos para otros lugares. Todos estos elementos quedan suspendidos a miles de kilómetros sobre el suelo en una nube de polvo, y descienden a través de la lluvia.

La Erosión química

La erosión química forma parte de las consecuencias de la meteorización, nombre que abarca los distintos tipos de erosiones de las rocas. La erosión física de las rocas provoca en ellas fragmentación o desagregación, la erosión química da lugar a descomposición y corrosión.

Se denomina erosión química a la reacción de las rocas ocasionada por distintos componentes que, al contacto con ellas, provocan diferentes cambios, que son los que dan lugar a la erosión.

Estos componentes pueden ser el oxígeno, el óxido, el dióxido de carbono o el agua. En contacto con los compuestos de las rocas, se crean otros materiales que provocarán una modificación en ellas.

Tipos de erosión química

Hidrólisis

El agua descompone químicamente una sustancia, y a su vez es descompuesta convirtiéndose en iones que reaccionan al contacto con algunos minerales, rompiéndoles sus redes cristalinas.

La mayoría de los materiales arcillosos se han creado de este modo al entrar en contacto el agua con el granito y reaccionar los cristales de feldespato al contacto con el agua. Así, son alterados químicamente y forman minerales de arcilla, ello provoca el debilitamiento de la roca. La arena también está formada por hidrólisis.

Oxidación

Cuando el oxígeno es liberado por el agua se produce la oxidación. Al entrar en contacto con un material y proceder a su oxidación, la sustancia oxidante coge los electrones que pierde la materia que se oxida, ello hace que esta sustancia se reduzca.

Ocurre cuando el hierro reacciona con el oxígeno desprendido del agua, entonces se forma el óxido de hierro. Al ser un compuesto débil, cuando la roca se debilita se cae fácilmente. Los sustratos rocosos de color rojo, ocres o parduzcos son rocas cuyo contenido en hierro está oxidado.

Erosión por oxidación

Hidratación

Ocurre cuando los compuestos de las rocas se combinan con el agua. Al filtrarse el agua en las rocas, sus moléculas se introducen a través de las redes cristalinas de la piedra, y los minerales que se encuentran en las rocas se transforman y fijan sus moléculas creando una presión que hace que aumente considerablemente su volumen.

Cuando los materiales que han sido transformados se secan, el volumen de la roca desciende dando lugar a una contracción que provoca su ruptura.

Disolución

Cuando la roca forma una mezcla homogénea a nivel molecular de una o más especies químicas que no reaccionan entre sí, se pueden disolver. Ocurre con rocas sedimentarias compuestas por las sales que restaron al evaporarse el agua.

Carbonatación

Al mezclarse el agua con el dióxido de carbono existente en el suelo, se produce el ácido carbónico. Transportado por el agua o por la humedad, reacciona al contacto con los minerales de las rocas, siendo especialmente vulnerable al él la calcita, común en la piedra caliza. Este tipo de erosión en la roca puede dar lugar a la creación de cuevas.

Acción biológica

Algunos organismos vivos pueden descomponer los minerales de las rocas. Los amoníacos y el dióxido de carbono potencian la capacidad de erosión del agua.

Quelación

La quelación se da cuando los ácidos orgánicos provenientes de la descomposición de las plantas y las secreciones de las raíces eliminan los iones metálicos, especialmente los iones de aluminio, manganeso y hierro que se encuentran en las rocas.

Erosión gravitacional

La fuerza de la gravedad influye en la cuantía de la erosión, ya sea la provocada por el agua como la que se da en las laderas a causa del roce de las piedras entre ellas. Cuanto más alta sea la pendiente del suelo, tanto si cae agua como si no, más impacto tendrá la erosión sobre el suelo pues los elementos bajarán con mayor potencia, arrastrando de este modo a más elementos. La influencia o causa de la fuerza de la gravedad en las erosiones es la erosión gravitacional.

Rocas erosionadas

Los deslizamientos de tierra son un ejemplo de erosión gravitacional. Se trata de grandes grupos de rocas o suelos que deslizan una gran cantidad de materiales, movidos por la fuerza de la gravedad, a través de las bajadas de las laderas. Son movimientos del suelo peligrosos, pues el inicio de su descenso es lento pero, gracias a la fuerza de la gravedad y la inclinación de la ladera, su potencia es cada vez mayor, pudiendo arrastrar a su paso toneladas de piedras y sepultando construcciones.

El ejemplo más gráfico serían los aludes de nieve, grandes desprendimientos de nieve que pueden tener su origen en un hecho concreto en la acumulación de nieve en lo alto de una ladera o montaña, pero que sigue su camino por la erosión gravitacional.

Erosión por temperatura

Ocurre debido a temperaturas altas o bajas; el frío o el calor pueden agrietar las rocas y el suelo. Ante temperaturas altas, las rocas se expanden y se agrietan; cuando las rocas se congelan, la llamada gelifracción o gelivación, ocurre lo mismo. Las rocas se congelan cuando se filtra agua de lluvia, de rocío o procedente de deshielo en sus grietas y poros.

En el caso de los incendios, el suelo también sufre erosión. El fuego elimina la parte de la vegetación que sobresale del suelo y altera la capa superior de la tierra debido a las altas temperaturas y a la destrucción del equilibrio de los ciclos biológicos y químicos naturales.

Erosión de las rocas

En algunos casos puede recuperarse en unos años, en otros no, dependerá de la intensidad del fuego, su duración y de la composición y resistencia del suelo. Cabe recordar que cuando se produce un incendio en un paraje Natural, se está quemando la capa superficial de la Tierra, que es su piel, y ello puede dar lugar a otros tipos de erosiones.

¿Cuáles son las consecuencias de la erosión?

No es posible evitar totalmente la erosión del suelo, ya que la Naturaleza tiene sus propios mecanismos para renovarse y sobrevivir, pero sí es posible limitar la erosión que los humanos causamos en él, ya que la erosión causada por el hombre tiene como consecuencias:

  • La falta de limpieza, o limpieza inadecuada de bosques y ríos, en muchas ocasiones dan lugar a catástrofes.
  • La pérdida de la fertilidad de la tierra, lo que nos afecta directamente pues los alimentos estarán limitados o nulos. Tanto nosotros como los animales que comemos necesitamos de los productos que nos ofrece la Tierra para sobrevivir.
  • Un suelo desertificado a causa de la falta de vegetación, agua y por lo tanto alimentos, no es una zona apta para la vida.
  • La contaminación y la sedimentación de ríos y arroyos destruye a las especies que viven allí, dando lugar a un cambio en el ecosistema. Todos los seres vivos que habitan el Planeta son necesarios, por ello habitan y habitamos en él.
  • Al erosionar el suelo se produce un desequilibrio en el ecosistema, lo que nos afecta a nosotros, a las plantas y a los animales.Los suelos desertificados no tienen capacidad de filtrar el agua, por lo que se corre el riesgo de inundaciones.
  • Los árboles absorben el dióxido de carbono y otras sustancias nocivas para nuestra salud. Si reducimos los árboles, además de contribuir a la erosión del suelo estamos poniendo en riesgo nuestra salud a causa de la contaminación.

Cómo evitar la erosión del suelo

La información correcta, los valores y el sentido común son las armas principales para evitar la erosión del suelo causada por los seres humanos.

Construir canales en aquellos lugares en los que el suelo no tiene una gran capacidad de filtración, invertir en energías renovables, no ensuciar los ríos, pues la acumulación de basura, además de ser tóxica para los peces y por lo tanto para nosotros, puede taponar y desviar el cauce de los ríos, provocando erosión e inundaciones.

La deforestación incontrolada es peligrosa para nuestra salud, es necesario reforestar los bosques en los que se ha utilizado la madera de sus árboles. En cuestión de incendios, en algunos lugares se utilizan para renovar la vegetación, ello ocurre en suelos que están capacitados para ello.

En lugares del Mediterráneo el suelo se recupera rápidamente después de un incendio, pero también depende de la intensidad del fuego.

Fotos de erosión

Author

Escribe un comentario