Ventilador reciclado convertido en lámpara de diseñoCon una gran creatividad, Verboom ha diseñado unas lámparas que además de dar una segunda vida a estos residuos, recuperan el arte tradicional de tejer de la ciudad filipina de Cebú. El proyecto, conocido como Fantasized, es todo un éxito: ayuda a retirar chatarra de los vertederos y supone un empujón a la economía local, ya que las lámparas son fabricadas por artesanos locales.

El proyecto comenzó cuando Sep Verboom viajó hasta Cebú para terminar su proyecto de carrera, en Howest, la Universidad de West Flanders. Allí se dio cuenta del gran problema que tenía la ciudad para afrontar el tratamiento de sus residuos. Su reto era conseguir una solución sostenible para ayudar a reducirlos. Con la ayuda de la ecologista Nida Cabrera y tras cinco meses trabajando con la población local, lo consiguió. Con apenas un año de vida, el proyecto ya ha obtenido galardones como el Ovam Eco Design y en 2013 fue presentado en el London Design Festival.

Hay lámparas de todo tipo: de mesa, de pie y para colgar. Los materiales son básicamente dos: las rejillas de ventilación que se compran a los chatarreros locales y unas tiras de plástico que proceden de los residuos de una fábrica de sillas y que dan el toque de fantasía y color. Para fabricar el pie de estas eco lámparas, se utiliza madera de caoba. El último ingrediente es la imaginación que le da cada uno de sus creadores. El resultado es único y cada lámpara va firmada con el nombre de su artesano. Se venden a través de internet en dos tamaños a partir de 160 euros.

Escribe un comentario