El arte de convertir basura en muebles de diseñoStudio Swine cuenta ya con dos colecciones muy trendies y, sobre todo, ecológicas. Sea Chair es la primera de ellas, un conjunto de sillas de jardín elaboradas a partir de materiales metálicos y plásticos reciclados. El origen de estos residuos proviene directamente del mar, concretamente de los plásticos que hallan los pescadores en sus redes y de los residuos que acaban varados en las costas. Un dato sorprendente: Naciones Unidas calcula que alrededor de 100 millones de toneladas de residuos de plástico contaminan los mares y océanos del mundo.

La última colección de estos artistas se llama São Paulo. Formada por mesas, sillas y diversas lámparas con un diseño rústico y muy chic, todas las piezas han sido creadas a partir de plásticos PET, cristales y piezas de madera. La totalidad de estos residuos han sido encontrados en vertederos de São Paulo o en las cercanías de sus playas. Los recolectores de desechos de la ciudad brasileña participaron en este proyecto haciendo llegar a los artistas todas las piezas necesarias. Además de ser piezas originales y muy atractivas, su verdadero valor está en su contribución al medio ambiente. Ambas colecciones están a la venta a través de internet.

Fuentes: Studio Swine

Author

Escribe un comentario