Gracias a la ayuda de una española que vive allí pude comprobar de primera mano cómo se recicla en uno de los edificios más modernos de la ciudad canadiense. Como en todas partes, lo primero es la separación de los diferentes tipos de material de los envases, en la propia casa. Cristal, latas, papel, plásticos y restos orgánicos.

Nuevo Edificio de Canadá

Envases y Latas deben estar «limpios»

Una de las cosas que más me llamó la atención es que los envases y latas deben estar “limpios” es decir, sin restos orgánicos en ellos ya que van al contenedor tal cual, sin bolsas de plástico.

Tras agrupar los distintos materiales, bajamos al cuarto de basuras. En esta parte de la ciudad no se ven contenedores en el exterior, dando a las calles un aspecto limpio y saludable, a la vez que se evitan lo olores en verano y se limita el acceso de animales como gatos y ratas a los restos de basura, controlando así estos tipos de plagas.

¿Dónde y cómo reciclamos?

Bajamos los 27 pisos más otros 3 de garajes y llegamos a una sala llena de contenedores azules y una prensadora verde. Cada tipo de residuo lo depositamos en su contenedor correspondiente. Pude comprobar que están limpios y no huele a podrido en el cuarto de basuras. Los restos orgánicos, en bolsa de plástico, van directamente a la prensadora.

Contenedor de colores para reciclar

Si eres descuidado con el reciclaje, te puede salir caro ya que hay carteles avisando de la vídeo vigilancia de la que disponen para pillar a los infractores. Los camiones de la basura entran en los garajes, recogen el interior de los cubos y las bolsas de la prensadora, dejando todo dispuesto para comenzar a rellenar con restos de los vecinos del moderno edificio.

Escribe un comentario