Por ello, la Asociación Europea del Aluminio ha solicitado a la Comisión Europea que ponga en marcha mejoras en la normativa vigente con el objetivo de aumentar la disponibilidad de la chatarra para la industria europea del reciclaje. Esto permitiría ahorrar recursos materiales y energía, reducir residuos y  fomentar el desarrollo sostenible de un sector en el que la producción primaria está disminuyendo.

Así, esta plataforma que aúna a los productores más importantes de aluminio de Europa aboga por mejoras de algunos aspectos clave para paliar lo que ellos llaman “fuga de residuos”:

– Mejorar la recogida y separación para el reciclaje, garantizando así una mayor calidad del resultado.

– Alentar con incentivos fiscales y un uso óptimo de los fondos de la Unión Europea las inversiones destinadas a mejorar las tecnologías de separación existentes y al desarrollo de nuevas e innovadoras soluciones.

– Exigir un esfuerzo por informar correctamente sobre los datos más relevantes del reciclaje real, en lugar de la recolección para el reciclaje.

– Mejorar las definiciones de reciclaje para evitar confusiones entre el material reciclable indefinidas veces en un ciclo cerrado y aquél que, en última instancia, se traduce en una degradación de los materiales recolectados.

– Mejorar el control de las exportaciones de chatarra para asegurar la satisfacción de una demanda cada vez mayor y para prevenir las prácticas de reciclaje deficientes de otros países.

Esperemos que estas ideas tengan una buena acogida en el ámbito legislativo europeo y se traduzcan en normas eficientes que contribuyan a un tratamiento de los residuos rentable y respetuoso con el medio ambiente.

Fuente: Residuos profesional

Escribe un comentario