Aceite recicladoLa idea es que los niños se comprometan a recoger el aceite de cocina usado y lo lleven a sus colegios donde podrán depositarlo en un contenedor especial. Para facilitar esta tarea, los centros distribuyen un recipiente bautizado como «claki» que gracias a su diseño en forma de embudo facilita la tarea de volcar el aceite sucio.

Cuando, gracias a la colaboración de los alumnos, los contenedores de los colegios se llenan, acontece el siguiente gesto solidario: la recogida y transporte a la planta recicladora se lleva a cabo por trabajadores con discapacidad intelectual. Son ellos también los que se encargan de la limpieza de los recipientes para su siguiente uso. Una vez tratado, este aceite se transforma en un biocombustible que puede utilizar cualquier motor diesel.

La operación tiene distintas vertientes, todas ellas positivas: educa a las nuevas generaciones, beneficia al medio ambiente y consigue la integración social de un colectivo desfavorecido.

Todo este proceso va acompañado de explicaciones por parte de los docentes que elaboran un manual educativo adaptado a cada ciclo escolar para concienciar a los alumnos de la importancia del gesto. Uno de los ejercicios que se proponen a los alumnos más pequeños consiste en invitarles a dibujar dos tipos de escenarios muy distintos: ríos contaminados con aceite de cocina usado y ríos limpios. Una vez terminados se comparan y las conclusiones son suficientemente explícitas como para que los niños se convenzan por sí mismos de la importancia de colaborar.

La «misión especial» de los chavales planteada como una ecuación se podría exponer así: «Si 1 litro de aceite usado arrojado al desagüe contamina 1.000 litros de agua, y desde el inicio del proyecto se han reciclado 65.605 litros de aceite, quiere decir que se ha evitado la contaminación de 65 millones de litros de agua o lo que es lo mismo ¡¡¡26,24 piscinas olímpicas!!!».

Un problema de pequeños y mayores que merece la pena ser resuelto con Sobresaliente.

Fuentes: Blog de medio ambiente (Caja Madrid) / redcicla.com/ / Obra social Caja Madrid / flickr

Author

Escribe un comentario