– Última generación. Por seguridad y eficiencia energética es recomendable la sustitución de los ascensores más antiguos. Los de última generación consumen cerca de un 50% menos que uno eléctrico y un 70% menos que uno hidráulico convencional equivalente. Además, incluyen sistemas de control de tráfico para conseguir el comportamiento más eficiente posible. Estos últimos modelos ya incorporan una mayor optimización en motores y autómatas programables.

Mecanismos de maniobra selectiva. Su instalación permite activar únicamente la llamada del ascensor más cercano al punto requerido.

Luz en uso. Instalar dispositivos que permitan el apagado de las luces de la cabina interior cuando el elevador no esté siendo utilizado.

Revisiones de un especialista. El mantenimiento del elevador es clave, pero también una correcta asesoría. El experto nos ayudar a determinar si la comunidad ha contratado la potencia eléctrica necesaria –muchas veces se contrata de más- y nos aconsejará sobre la tarifa contratada más adecuada.

Uso responsable. Los vecinos han de realizar un uso responsable; eso implica no llamar a varios ascensores a la vez y, cuando se trate de pocos pisos, utilizar más las escaleras. Su bolsillo y su corazón se lo agradecerán. 

¿Quieres conocer más consejos para ahorrar en tu comunidad de propietarios? Aquí los tienes.

Ahorrar luz en comunidades de propietarios

Ahorrar en calefacción en comunidades de propietarios

Ahorrar en zonas comunes en comunidades de propietarios

O, si lo prefieres, descargarte la Guía de ahorro para comunidades de propietarios en PDF completa

FuentesTwenergy

Author

Escribe un comentario