Ahorrar luzExisten muchos tipos de bombillas y lo más común es que si nos dejamos guiar por el componente monetario, elijamos a priori las convencionales porque son las más baratas. Pero hay que tener en cuenta que a la larga, salen más caras. Esto se debe, entre otras cosas, a que su vida útil es muy corta (1.000 horas) en comparación con otras lámparas como los tubos fluorescentes o las de bajo consumo, cuya vida es entre 8 y 10 veces superior a las incandescentes.

El 20% de la energía que consumimos en el hogar proviene de la iluminación, y precisamente por eso es tan importante tener bombillas adecuadas al espacio.

Fuentes: Elaboración propia / IDAE / Flickr

Author

Escribe un comentario