Cortinas de airePara evitar infiltraciones de aire no climatizado desde y hacia el exterior se pueden instalar unas cortinas de aire que permiten disminuir las fugas de aire hacia el exterior sin interrumpir el normal flujo de personas hacia y desde el edificio.
Estos aparatos se instalan en la parte superior de las puertas y proyectan un chorro de aire hacía abajo de manera que consiguen separar el ambiente interior del exterior.

¡Seguro que alguna vez has cruzado una puerta que tuviera instalado este aparato!

Existen dos opciones para el funcionamiento de este equipo: puede ser continuo o activarse solamente cuando se abran las puertas. En este caso, mediante unos sensores de contacto instalados en la puerta, el equipo detecta si la puerta está abierta y activa el equipo.
Los ahorros obtenidos empleando las cortinas de aire, son producidos por el menor consumo en climatización tanto en invierno como en verano, debido a la menor cantidad de infiltraciones.

El precio de unas cortinas de aire puede variar muchísimo dependiendo evidentemente del tamaño. Sin embargo de manera indicativa se puede considerar un coste de unos 1.500 – 2.000 euros por unidad. Hay que tener en cuenta que puede ser necesario instalar más de un equipo en cada puerta en el caso esta sea de grandes dimensiones. El ahorro energético y económico que genera una cortina de aire debería permitir recuperar la inversión en aproximadamente cuatro años.

Además de ahorrar energía, una cortina de aire mantiene el ambiente interior limpio de plagas, insectos, polvo, partículas en suspensión, contaminación y olores.

Esta medida de ahorro puede ser interesante especialmente para aquellas instalaciones que tengan un flujo constante de visitantes entrando y saliendo del edificio. Si este es el caso de tu oficina, ¡propón la instalación de unas cortinas de aire al encargado de la gestión energética del edificio!

Escribe un comentario