La parte térmicamente más débil de la fachada de un edificio son las ventanas. Las ventanas están formadas por el marco más el vidrio. El frío y el calor que se cuela por la ventana reducen el confort térmico de la vivienda, aumentando el consumo en calefacción y refrigeración de la misma.

Los marcos de las ventanas

Se pueden clasificar en función del material con el que están fabricados. A continuación se enumeran de menor a mayor aislamiento térmico:

Metálico: fabricados en aluminio o acero con diferentes acabados.
Metálico con rotura de puente térmico: mejoran el comportamiento térmico del marco.
Madera: la madera proporciona un buen aislamiento térmico. Actualmente las calidades de las maderas y los tratamientos a los que son sometidas han reducido sus exigencias de mantenimiento.
PVC: las carpinterías formadas por perfiles huecos de PVC con dos o tres cámaras ofrecen un comportamiento térmico de primer orden.

Tipos de ventanas

Los vidrios

Se pueden clasificar en función de su configuración:

Vidrio sencillo: formado por una única hoja de vidrio.
Doble acristalamiento: formado por dos láminas de vidrio simple separadas entre sí por una cámara de aire.
Vidrio de baja emisividad: vidrio tratado con una capa de óxidos metálicos que aumentan su aislamiento térmico.

Beneficios de la renovación de vidrios y marcos

Una de las actuaciones más eficaces que se puede realizar para mejorar la eficiencia energética del edificio es la renovación de vidrios y marcos. Por ejemplo, al sustituir una carpintería metálica con vidrio sencillo se podría conseguir una reducción en las pérdidas energéticas a través de la ventana del:

a) 34% si se sustituye por carpintería metálica y vidrio doble.
b) 43% si se sustituye por carpintería metálica con rotura de puente térmico y vidrio doble.
c) 51% si se sustituye por carpintería de madera y vidrio doble.
d) 55% si se sustituye por carpintería de PVC y vidrio doble.

Además, se puede reducir el consumo de refrigeración instalando láminas adhesivas que evitan que entre calor por radiación a la estancia.

Cada año, las diferentes Comunidades Autónomas conceden ayudas para renovar los vidrios o la ventana al completo (marco + vidrio). La cuantía de las ayudas suele rondar los 24 €/m2 para cambio de vidrio y 110 €/m2 para cambio de marco + vidrio.

Fuentes: Elaboración propia / Guía de rehabilitación energética de edificios de viviendas / idae.es / flickr.com

Escribe un comentario