Climatiza tu casa mediante la refrigeración por absorciónEn un equipo común de generación de frío (ya sea un equipo de aire acondicionado o un frigorífico) el principal consumo energético se debe al compresor que aumenta la presión del refrigerante permitiendo el intercambio de calor entre la zona refrigerada y el exterior.

La refrigeración mediante calor se consigue gracias a las maquinas de enfriamiento por absorción. En estas maquinas el compresor se sustituye por lo que se denomina «Compresión Térmica». En ésta, el refrigerante en estado gaseoso es absorbido por un absorbente líquido y el aumento de la presión no se consigue con un compresor sino mediante una bomba, cuyo consumo eléctrico es muy inferior.

El mayor consumo de estos equipos es el calor que se requiere para separar el absorbente del refrigerante, de modo que estamos obteniendo frío a partir de calor.

El principal inconveniente de los equipos de absorción respecto de un equipo común de aire acondicionado es el rendimiento. En una maquina de absorción obtenemos 0,8 unidades de frío por cada unidad de calor entrante. Este rendimiento es muy bajo en comparación con el de los equipos de refrigeración comunes, donde obtenemos hasta 2 unidades de frío por cada unidad de electricidad entrante.

– Máquina  de absorción: 0,8 unidades de frío por cada unidad de calor entrante

– Equipo de refrigeración comun: 2 unidades de frío por cada unidad de electricidad entrante

Aunque el rendimiento de las maquinas de absorción es comparativamente bajo, estos equipos son una alternativa rentable si el coste de la energía térmica es bajo. Esta tecnología es especialmente interesante si contamos con una fuente de calor gratuita como es el sol. La energía solar, además de ser gratuita, es especialmente adecuada para la refrigeración por absorción, ya que en verano, cuando mayor sea la necesidad de refrigeración, también es mayor la energía solar disponible.

Actualmente estas maquinas tienen un coste elevado que supone una baja rentabilidad. Hagamos las cuentas. Un equipo de absorción de 17 kW de potencia, suficiente para enfriar una superficie de 300 m2, tiene un coste estimado de 24.000 €. Un equipo estándar de la misma potencia tiene un coste medio de 8.000 €. El ahorro de electricidad que supone la máquina de absorción respecto de la de compresión es de unos 6.000 kWh/año. Esto hace que el retorno de la inversión de un equipo de absorción sea superior a 20 años.

Considerando la reducción de los precios de las maquinas de absorción que supondrá el aumento del mercado, en los próximos años la rentabilidad de estos equipos mejorara, convirtiéndolos en una alternativa económicamente viable a los equipos tradicionales y mas respetuosa con el medio ambiente.

Author

Escribe un comentario