microondas para enfriarCreado por la empresa británica Enviro Cool, este invento permite que las bebidas se conserven en un lugar a temperatura ambiente y después se enfríen según se necesite en el punto de venta o consumo. Desarrollado con ayuda de los fondos de investigación de la Unión Europea, V-Tex utiliza la técnica de ‘centrifugado’ para enfriar en pocos segundos el líquido. El equipo descubrió que al rotar la bebida a una cierta velocidad para crear un vórtice Rankine, el líquido carbonatado puede ser mezclado sin afectar a las burbujas de dióxido de carbono. Con una simple rotación de la bebida, el líquido externo se enfría más rápido que el líquido interior (ver vídeo).

De esta forma, V-Tex puede bajar la temperatura de latas y botellas hasta llegar a los 3-4º en menos de 45 segundos. Para ser más precisos: una lata de cerveza se enfría en 30 segundos, una botella de cristal de 330 ml en dos minutos y una botella de medio litro en dos minutos y medio.

La idea es que este nuevo invento se comercialice en tres formatos diferentes: en forma de máquinas expendedoras para centros comerciales o gasolineras; en formato doméstico (como si fuera un microondas para enfriar); y como un dispositivo instalable en la puerta del frigorífico. Además de comodidad –ahorras espacio en tu nevera-, la otra gran ventaja de V-Tex es su importante ahorro de energía, ya que las máquinas expendedoras y los frigoríficos necesitan gastar energía continuamente para enfriar las bebidas.

Fuentes: v-tex-technology.com | wired.co.uk

Escribe un comentario