A veces no hace falta ir a la tienda a comprar los productos, podemos hacerlo nosotros mismos y no hay nada mejor que eso. Podemos personalizarlos a nuestro gusto y además, estaremos orgullosos de haberlo creado por nuestra cuenta. Es el caso de los ambientadores. En este post te contamos distintas formas de crear un ambientador natural para casa. Desde ambientadores ecológicos con pulverizador hasta ambientadores en forma de velas aromáticas.

¿Cómo hacer un ambientador natural para casa?

Hay diferentes tipos de ambientadores ecológicos que puedes fabricar con tus propias manos. A continuación te vamos a explicar cómo hacer los siguientes:

  • Ambientador con pulverizador.
  • Velas perfurmadas.
  • Ambientador casero para el coche.
  • Sacos aromáticos.
  • Ambientador de gel.

Un ambientador con pulverizador

Los ambientadores en spray son los más utilizados en casa. Fabricar uno con nuestras propias manos es lo más sencillo. Para empezar, vierte una taza de agua destilada o pura en una botella con pulverizador. Añade entre 8 y 10 gotas de un aceite de esencias, según para lo que lo necesites. Por ejemplo, el de limón desodoriza y refresca, el de cedro y el del árbol de té son muy efectivos contra el olor de las mascotas. Los de naranja y lavanda ofrecen olores florales y una gran sensación de limpieza.

Cuando hayas elegido tu aceite, añade a la mezcla dos cucharadas de alcohol de 96º y agita todo bien para que se mezclen. Lo aconsejable es utilizar la proporción de 100 ml de alcohol por cada 5 ml o 100 gotas de aceites esenciales. Etiqueta la botella con la fecha y el tipo de aceite utilizado. Guárdalo en un lugar fresco y alejado de la luz para que se conserve mejor.

Velas perfumadas

Otra forma de dar a nuestro hogar un toque especial es fabricando un ambientador natural en forma de vela perfumada. Son ideales para el baño. Sólo necesitas cera natural, aceites esenciales de calidad y un poco de mecha. Para hacerlo, primero hay que derretir la cera al baño maría. Cuando esté líquida, echamos las gotas de nuestro aceite esencial favorito.

Elegimos un molde para nuestra vela y colocamos primero la mecha para después echar la cera. Y en ocho horas tenemos un nuevo ambientador, original y muy ecológico. Si te animas también puedes aprender a hacer velas artesanales con naranja y pomelo.

Un ambientador para el coche

Un producto libre de químicos que podemos elaborar nosotros mismos es un ambientador para el coche. Para hacerlo lo más sostenible posible, lo mejor es reciclar materiales que tengamos en casa. Para empezar, elige una plantilla para diseñar tu ambientador: puede ser un árbol, una forma de alimento o un muñeco. Es totalmente personalizable.

Ambientador casero para coche

Corta un pedazo de cartón de la forma que quieras y dos piezas de tela del mismo tamaño y forma. Pega la tela a ambos lados del cartón. Con mucho cuidado echa entre 10 y 20 gotas de un aceite esencial sobre cada lado del ambientador. Haz un agujero en la parte superior y enhebra un trozo de cinta para colgarlo en el espejo retrovisor del coche. Cuando el aroma se vaya perdiendo, basta con volver a echar unas gotitas de fragancia para tenerlo como nuevo.

Saquitos aromáticos

Los sachets o saquitos de fragancias caseros son también una buena opción ecológica para nuestro hogar o para el coche. Con un poquito de tela gruesa de algodón podemos crear un saquito y rellenarlo del material aromático que más nos guste. Por ejemplo, lavada.

Lavanda para ambientador ecológico

Corta un círculo de tela de unos 8 o 10 centímetros de diámetro y añade en el centro tu selección aromática: el clavo de olor, la canela, las cáscaras secas de cítricos y unas ramitas de romero son opciones deliciosas. Son perfectos para guardarlos en el interior de los cajones o colgarlos dentro de los armarios.

Un ambientador casero en gel

Otra receta sencilla y colorida para perfumar nuestra casa es un ambientador en gel. Sólo necesitas un poco de gelatina neutra, aceites esenciales y colorante para crear un producto ecológico que nada tiene que envidiar al de las tiendas. Comenzamos poniendo una taza de agua destilada a hervir (unos  250 ml), añadimos la gelatina neutra y cuando se disuelva, retiramos del fuego para incorporar la otra taza de agua destilada (otros 250 ml).

Ambientador casero de gel

Añade entre 10-20 gotas del aceite esencial y un poco de colorante alimenticio (podemos mezclar colores). Llenamos un frasco de vidrio con la mezcla y lo metemos al frigorífico para que se condense. En unas cuatro horas tendremos un fantástico ambientador natural casero en gel.

Si te ha interesado este artículo te animamos a leer también nuestros post sobre cosmética ecológica y crear tu propio maquillaje, cómo construir un purificador de aire casero y cómo hacer un fregasuelos casero.

Escribe un comentario