¿Quieres ahorrar agua en el hogar? Además de aplicar diferentes técnicas ahorrativas en las actividades que realizas diariamente, puedes lograrlo a través de un termo eléctrico. A continuación te ofrecemos algunas claves para maximizar las prestaciones de este equipo.

Maximiza las prestaciones del termo eléctrico de tu hogar con estos consejos

Capacidad

La capacidad del termo eléctrico se tiene que calcular considerando que el consumo por persona y día es de 50 litros. Para una vivienda con tres personas se debería tener un termo de mínimo 150 litros para garantizar un suministro suficiente. En caso de tener mayor capacidad, no es un problema; puesto que el agua que no se gaste queda caliente para el siguiente uso.

En caso de que el agua caliente se agote, puedes hacer que dure más tiempo de dos maneras:

  • Colocando un amortizador de agua o perlizador en los grifos y en la ducha: con este dispositivo se ahorra hasta 50% del agua, manteniendo la misma sensación, y 50% de la energía necesaria para calentar; esto supone doblar la capacidad del termo. Los termos eléctricos permiten trabajar con una presión de agua muy baja y un caudal muy pequeño, lo que beneficia el ahorro de agua.
  • Aumentar la temperatura del termo: si el agua está muy caliente, cerraremos más este caudal y abriremos más el del agua fría; por lo tanto, se gasta menos agua caliente y su duración es mayor.
    Agua de ducha

Posición

Los termos eléctricos no se pueden poner en cualquier posición. La óptima es la posición vertical. Si no tenemos lugar para ello podemos buscar un modelo adecuado para colocarlo en horizontal.

En todo momento tenemos que asegurarnos de que lo ponemos en la posición para la que ha sido diseñado. Solo así aprovecharemos mejor su capacidad y tendremos la mejor temperatura posible.

Ubicación

Baño y cocina

Con respecto a la ubicación del termo eléctrico, es preferible colocarlo dentro de la vivienda o local para minimizar las pérdidas de calor, sobre todo en inviernoDebe instalarse lo más cerca posible del lugar de uso (del baño y de la cocina) para reducir la longitud del tubo y el agua que se pierde esperando a que llegue la caliente. Dicho tubo debe ir correctamente aislado para no perder energía con el paso del agua.

Mantenimiento

Algunos equipos tienen una pieza que se llama ánodo de sacrifico o de magnesio. Está pensado para asumir la corrosión que produce el agua y proteger el tanque. Este debe sustituirse cada cierto tiempo para que el termo tenga una larga vida sin problemas. Aconsejamos consultar el manual del equipo o revisarlo una vez al año.

Reloj Programador

Reloj del termo eléctrico

Un reloj programador colocado en el enchufe del termo eléctrico nos puede aportar grandes beneficios por un precio muy reducido. Se aconseja comprar un reloj programador digital con batería o pila, ya que los mecánicos pierden la hora cuando falta el suministro eléctrico.

Si no nos acordamos de volverlos a poner en hora, el termo acaba funcionando a una hora que no debe y perdiendo así toda la eficacia de esta medida. Si tienes reloj mecánico, revisa que esté en hora real.

Opciones que ofrece este reloj

Una opción es programarlo para que el termo no se encienda en las horas de mayor consumo eléctrico en nuestro hogar (cuando estamos cocinando o cuando acabamos de conectar la calefacción). De este modo evitamos el riesgo de que se ponga a calentar al mismo tiempo que tenemos mucho consumo, maximizando la potencia disponible, sin que salte el automático.

Otra opción es permitir que funcione solo a altas horas de la madrugada, cuando hay menos consumo. Además de las ventajas indicadas en el punto anterior, colaboramos con el medio ambiente al utilizar electricidad generada con fuentes de pocas o nulas emisiones. Para los que tengan tarifa con discriminación horaria (antes llamada tarifa nocturna), este último consejo les puede suponer reducir considerablemente la factura del agua caliente.

Confort

Confort en la ducha, gracias al termo eléctrico

Los termos eléctricos suponen una combinación perfecta con los grifos termostáticos (que ajustan solos la temperatura), ofreciendo un gran confort en la ducha.

Tal como pudiste notar, estos equipos ofrecen diferentes beneficios que, de saber aprovecharlos, estarás contribuyendo no solo al ahorro económico de tu hogar sino también a las sostenibilidad del medio ambiente. ¿Tienes un termo eléctrico en casa? Si la respuesta es afirmativa, ¡anímate a aplicar los consejos anteriores!

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest