Consumo irresponsable en el hogar

Existen multitud de comportamientos en nuestro día a día que producen un efecto negativo en la salud del planeta. A continuación, te enumeramos algunos. ¿Has analizado a fondo cada uno de los pasos que das al comenzar el día?

·         Encender todas las luces y dejarlas encendidas, incluso en habitaciones vacías

·         No desenchufar el cargador del móvil. Aunque te parezca una acción inofensiva, puede llegar a despilfarrar el 15% del consumo

·         Abrir el grifo del lavabo y/o la ducha y dejarlo abierto mientras nos quitamos la ropa

·         Dejar la televisión encendida sin que haya nadie viéndola

·         Dejar la nevera abierta mientras te sirves la leche. Esto hace que el frigorífico consuma más energía

·         No separar la basura

·         Poner el tostador con demasiada intensidad y quemar las tostadas, para tener que volverlas a poner

·         Poner la lavadora sin tener en cuenta cuál es la hora más barata

·         Poner la lavadora a media carga, aprovechando, por tanto, solo la mitad de la misma

·         Dejar que se ponga mala la comida y tener que tirarla, con la energía que ha supuesto su producción y la que supondrá el tratamiento de los residuos

·         Irnos de casa dejando todos los equipos conectados

·         Dejar las luces encendidas

·         Dejar la calefacción encendida sin nadie en casa y a una temperatura superior a la necesaria

·         Ir en coche al trabajo disponiendo de otras opciones: bicicleta, metro, autobús y coche eléctrico

Si eres una persona concienciada, puede parecerte exagerado, pero ¿seguro que no cometes ninguna de estas acciones? ¿Eres una persona totalmente responsable con el medio ambiente?

 

Consumo irresponsable en el trabajo

En el lugar de trabajo también tenemos malos hábitos. ¡Fíjate en las acciones irresponsables que comete nuestro protagonista!

·         Tener enchuchado el cargador del móvil todo el tiempo

·         Elegir el máximo de iluminación sin necesidad

·         Dejar el ordenador encendido en todo momento, incluso por la noche

·         Subir el termostato de la climatización. Adecuar la vestimenta a la temperatura sería suficiente para tener unas condiciones adecuadas de confort térmico

Todas estas acciones repercuten directamente en la salud del planeta y en nuestra calidad de vida. Como puedes ver, el protagonista del video sobrepasa las 20 toneladas de emisiones de CO2 al año. No podemos seguir así. Debemos cambiar y llevar una vida más sostenible. ¿Cómo crees que podemos cambiar? Hay mucho que mejorar en estos hábitos diarios.

 

Qué puedes hacer en el hogar para un consumo responsable

Seguro que ya haces muchas cosas, pero es importante no dejarnos nada. Cada acción responsable conlleva una reducción de emisiones:

·         No enciendas la luz de día, sube las persianas

·         Desenchufa el cargador del móvil cuando ya no lo estés utilizando

·         Conecta los equipos a regletas y apágalas al dejar de utilizar los equipos

·         No malgastes el agua en el baño

·         Pon la lavadora con carga completa

·         Programa la calefacción para cuándo y a la temperatura que realmente necesites

·         Controla tus consumos y elige modos de ahorro para no tener gastos inesperados

·         Muévete de forma sostenible. El vehículo eléctrico lo cargas por la noche y no tienes que perder tiempo en ir a echar gasolina

 

Qué puedes hacer en el trabajo para un consumo responsable

·         Conecta el cargador a la regleta

·         Apaga completamente el ordenador al marcharte

·         No enciendas más luces de las necesarias

·         Controla con el termostato la temperatura óptima y eficiente

Cada persona emite 10 toneladas de CO2 al año. En el mundo somos casi 7.000 millones de habitantes. Imagina el tremendo impacto que tiene nuestra actitud. Con solo estas acciones, y otras más que seguro se te ocurren, puedes ajustar tus emisiones a menos de 5 toneladas al año. Es nuestra responsabilidad, es nuestra oportunidad. Piénsalo: ¿eres espectador o prefieres ser protagonista?

FUENTES: Elaboración propia 

Author

Escribe un comentario