Actualmente nos encontramos en pleno auge del desarrollo de las motos eléctricas. Sus ventas se duplicaron en 2016 y marcas y fabricantes siguen mejorando su tecnología, especialmente en lo que se refiere a su autonomía. Pero una de las preguntas más repetidas con respecto a este vehículo es: ¿Cuánto dura la batería de una moto eléctrica? En este post te resolvemos la duda. ¡Continúa leyendo!

Autonomía de las motos eléctricas

Una de las mayores preocupaciones de los usuarios sobre la movilidad eléctrica es hasta dónde podemos llegar con este tipo de vehículos, es decir, su autonomía.

Lo que dura la batería de una moto eléctrica depende de diferentes factores:

  • El peso del conductor. No será lo mismo si la moto tiene que transportar una persona ligera que alguien más grande. Cuanto más peso, menos durará la batería.
  • La pendiente de la ruta. En recorridos más planos la autonomía de las baterías será mayor.
  • El clima. Se ha visto que las baterías se comportan mejor en climas fríos.
  • El modo de conducir. Será conveniente hacer una conducción eficiente si queremos aumentar la duración de las baterías.

Moto eléctrica recargando su batería con un cargador

Lo que dura la batería de una moto eléctrica de plomo ácido ronda entre los 45 y 70 km y la autonomía de las baterías de Ión-Litio llega a valores de entre 70 y 120 km.

Por otro lado, la vida útil de las baterías indica tras cuántas cargas habrá que cambiarlas. Las baterías de plomo tienen una vida de 500 – 600 cargas, equivalente a 25.000 km aproximadamente. Y las de litio, entre 1.000 y 2.000 cargas (más de 70.000 km).

La duración de las baterías de las motos eléctricas en un futuro

Sin embargo, el mercado está creciendo mucho en este sentido. Actualmente se están desarrollando modelos que muy pronto podrán alcanzar valores de hasta 640 km y una vida útil de hasta 400,000 km, como la moto VIGO, aún en fase de prototipo.

Conductor de moto eléctrica

De todos modos, estudios estadísticos demuestran que los movimientos de una moto por la ciudad no superan los 27 kilómetros diarios. Por lo que, aunque las autonomías de 45-70 km parezcan reducidas, en realidad es más de lo necesario para el uso que se le va a dar a una moto urbana.

Además, una de las ventajas de las motos eléctricas es que la recarga de las baterías es muy sencilla, pudiendo conectar el cargador a una toma de corriente doméstica o a los puntos de carga o electrolinera y pudiendo extraer en muchos casos las baterías para subirlas a casa.

Moto eléctrica urbana

Ahora que se acercan fechas para tener detalles con nuestros seres queridos, una moto eléctrica para la ciudad se plantea como una solución muy útil y atractiva por sus múltiples ventajas.

En ciudad dura la batería de la moto eléctrica lo necesario

Un buen ejemplo de ello es la moto Moto eléctrica Spuma de Ebroh, que tiene un diseño retro y joven, un motor de 1500 W y una autonomía de 50 kilómetros. Este modelo viene, además, con sistema de alarma y mando a distancia.

Con ella podrán sortear el tráfico de la ciudad y dejar de preocuparse por los problemas de aparcamiento del casco urbano. Moviéndose, además, con cero emisiones y sin el menor ruido.

Con este tipo de motos, te olvidas completamente de los gastos de combustible. La carga se realiza conectando el cargador a cualquier enchufe durante 4-6 horas. Existen tarifas nocturnas que hacen que, además, puedas ahorrarte dinero en la factura. Las motos eléctricas tienen también menor gasto en mantenimiento y están exentas de tasas de matriculación y circulación.

Completando la autonomía de una batería de la moto eléctrica

Las motos eléctricas vienen para quedarse como solución de movilidad sostenible en las ciudades. La autonomía puede parecer una limitación, pero a día de hoy, ese problema está solventado y se prevé que el mercado de los vehículos eléctricos siga creciendo en los próximos años. ¿Aún no tienes la tuya?

Escribe un comentario