Una iniciativa de Endesa por la eficiencia y la sostenibilidad

Cómo hacer un invernadero casero

Cada vez más gente se anima a construir pequeños invernaderos en sus terrazas y jardines para proteger las plantas y hortalizas de las bajas temperaturas del invierno. Una buena solución para crear un microclima saludable que nos ayude a disfrutar de nuestros pequeños huertos urbanos sin preocuparnos de las inclemencias del tiempo. Los materiales o la ubicación del invernadero son algunos de los aspectos importantes a tener en cuenta.

Cómo hacer un invernadero casero¿Dónde situamos nuestro invernadero casero?

Primero debemos saber el espacio con el que contamos -no siempre necesitamos un gran espacio para un invernadero- y el volumen de plantas que queremos cultivar. La ubicación es otro aspecto importante: debe estar situado en algún lugar donde reciba rayos de sol durante los días despejados y evitar la sombra de árboles u otros edificios. Y sobre todo, tenemos que asegurarnos de que el invernadero sea lo más estable y resistente posible para que soporte los vientos y la lluvia.

¿Qué necesito para construirlo?

A la hora de decidir los materiales para levantar la estructura tenemos muchas alternativas: listones de madera, aluminio, mallazo metálico de obra, mangueras de riego gruesas, incluso materiales reciclados como cajas de CD o botellas PET.

Podemos construir invernaderos muy sencillos y de cualquier tamaño: desde una botella de plástico que cubra una maceta hasta un pequeño invernadero formado por una bolsa plástica y unas varillas que cubran varios semilleros (las varillas se usan para que el plástico no toque las plantas).

Para mayores necesidades de espacio, se puede construir una estructura de madera con cubierta transparente (plástico o cristal). Otra opción muy sencilla es utilizar tuberías de plástico (PVC). Debemos curvar las tuberías de plástico y fijarlas a la tierra para generar un semicilindro. Para darle mayor resistencia a la estructura podemos colocar listones de maderas de forma perpendicular a las tuberías de plástico.  Después de montar la estructura, podemos cubrirla con un plástico de poliuretano de baja densidad u otro tipo de plástico resistente que permita el paso de la luz. Es importante dejar pequeñas aberturas para garantizar la ventilación en el interior y ayude a la polinización de los insectos. 

Los invernaderos caseros nos ofrecen una forma efectiva de proteger nuestros pequeños huertos con poco dinero. Sólo hay que echarle imaginación e intentar reutilizar materiales que tengamos por casa a la hora de construirlos.

Fuentes: Twenergy / comohacerbricolajecasero.com / Flickr

¿Qué te ha parecido el artículo «Cómo hacer un invernadero casero»?

Comparte en Twenergy tu opinión sobre este tema, intercambia información con otros usuarios o plantéanos tus dudas.

2 Comentarios
Big

Con estos consejos ya no hay excusas para el que quiera tener un invernadero en casa y probar a pequeña escala el autoconsumo :)
Big

Son ideas maravillosas, me fascinan estas cosas, estoy mirando esta publicación porque voy a construir un invernadero casero, hoy empiezo.

Comunidad Twenergy

Únete

La comunidad con más de 50.000 usuarios donde podrás participar y compartir tu opinión sobre eficiencia energética

© twenergy.com 2018