La fabricación de papel reciclado, a pesar de ser más respetuosa con el medio ambiente, genera una serie de impactos ambientales relacionados con el uso de agua y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociados. La reducción de estos aspectos permitirá que el papel sea más ecológico. En este sentido, PaperLab nos puede ayudar.

 

¿Cómo funciona?

En primer lugar, el papel, depositado en un contenedor especial, se desintegra hasta que quedan fibras largas y muy delgadas, parecidas al algodón. Es en este paso donde todos los documentos se destruyen, lo que convierte a PaperLab ideal para deshacerse de papeles confidenciales.

El siguiente paso es la unión. Se utiliza un adhesivo especial para limpiar la tinta del papel usado y después, se añaden aglutinantes para formar una pasta de papel nueva. Además, se pueden producir diferentes procesos químicos según queramos blanquear el papel, añadir algún color e, incluso, fragancia.

Por último, sólo nos quedaría que PaperLab genere las hojas según el grosor y el tamaño que hayamos seleccionado.

 

 

¿Qué beneficios tiene?

PaperLab quiere revolucionar la manera en la que las oficinas utilizan el papel y no es para menos. Al utilizar esta máquina nuestra oficina obtiene diferentes beneficios:

  • Contribuye a la destrucción de documentos confidenciales, lo que nos reduce gastos por contratación de una compañía externa.
  • Fabrica con rapidez papel nuevo. La máquina es capaz de producir 14 folios de A4 por minuto, es decir, casi 7.000 folios en una jornada de trabajo.
  • No utiliza agua, por lo que favorecemos la reducción de nuestra huella ambiental.
  • Elimina el uso de transporte, lo que se traduce a una reducción de CO2 emitido a la atmósfera.

Este sistema de reciclaje se pondrá a la venta en Japón a lo largo de este año. Para el resto de países, aún tendremos que esperar unos meses más.

¿Te parece una buena idea para reciclar papel? ¿Lo instalarías en tu oficina?

Fuentes: Elaboración propia / Epson

Escribe un comentario