ahorrador de energiaEl ahorrador de energía es un condensador que compensa la energía reactiva de la instalación gracias a que es capaz de cargarse y cuando existe una demanda reactiva la cubre con la energía que había almacenado.

La energía activa, al ser suplida por la reactiva, se vuelve mucho más eficiente porque reduce pérdidas de electricidad, y el calor de los cables por los que circula. Al mejorar este tipo de energía pueden producirse ahorros económicos en la factura final, siempre y cuando la instalación tenga una gran demanda de energía reactiva.

Por ese motivo, antes de instalar este tipo de equipos debemos asegurarnos que existe una gran demanda de energía reactiva en la vivienda, ya que sino el ahorrador de energía no proporcionará ningún tipo beneficios.

La energía reactiva se produce por equipos que poseen motores, compresores o balastos electromagnéticos, como por ejemplo:

– Neveras

– Lavadora

– Sacadora

– Lavavajillas

– Congelador

– Iluminación con balastros electromagnéticos

En general estos equipos provocan que la red demande energía reactiva pero en aquellos que son nuevos la cantidad será muy pequeña. En otros equipos o instalaciones antiguas, la demanda será mayor por lo que será más interesante instalar un ahorrador de energía.

Los ahorradores de energía pueden instalarse en el cuadro eléctrico, de tal forma que toda la instalación estará bajo la acción del ahorrador. También existe la posibilidad de conectar un ahorrador de energía en todos los equipos que produzcan reactiva. En ese caso el equipo que se instale deberá estar dimensionado según las necesidades.

Estos equipos pueden suponer ahorros en la factura de la luz siempre y cuando la cantidad de energía reactiva que demanda la vivienda sea muy elevada. En caso contrario los ahorros serán muy pequeños o incluso inexistentes si la instalación es muy nueva. ¿Habéis probado alguno de vosotros este tipo de equipos? ¿Notasteis la diferencia?

Author

Escribe un comentario