Ahorrar energía en nuestros hogares nos interesa porque, por un lado, se traduce en ahorro económico, y por otro, colaboramos con el medio ambiente. Electricidad, gas, agua y calefacción son los puntos donde debemos estar atentos. Te damos estos 10 sencillos consejos para el uso responsable de la energía. Te contamos qué debemos hacer para usar más eficazmente la energía y mejorar notablemente tu día a día (y tu gasto anual).

¿Qué debemos hacer para usar más eficazmente la energía?

Para que hagas un uso adecuado de la energía en tu hogar y además ahorres en la factura de la luz solo tienes que seguir una serie de consejos:

  1. Usa bombillas de bajo consumo o LED.
  2. Cuidado con dejar luces encendidas.
  3. Elige electrodomésticos de bajo consumo.
  4. Haz un uso óptimo de tus electrodomésticos.
  5. Cuidado con la nevera.
  6. Desenchufa los aparatos cuando no los uses.
  7. Instala detectores de presencia.
  8. Cocina de manera eficiente.
  9. Utiliza tapa al cocinar.
  10. No laves los alimentos con el grifo.

Pon bombillas de bajo consumo o LED

Sólo el 5% de la energía consumida por las bombillas convencionales se dedica a luz, el resto se pierde en forma de calor. Los de bajo consumo requieren entre un 50 y un 80% menos de electricidad para conseguir la misma iluminación y su vida útil es mucho más larga que la de las incandescentes. Si la luz va a estar mucho tiempo encendida (como en el salón o la cocina), lo mejor son los bombillos de ahorro (tecnología fluorescente). En cambio, si vamos a encender y apagar la luz constantemente (pasillos o baños), las más adecuadas son las halógenas de bajo consumo.

Bolbillas LED para usar la energía eléctrica correctamente

No dejes las luces encendidas

Es algo muy básico pero eficiente que debemos hacer para usar más eficazmente la energía que consumimos. Simplemente apaga las luces cada vez que te marches de una habitación o estancia.

Elige electrodomésticos de bajo consumo

Si vas a comprar o renovar aparatos eléctricos para tu hogar, busca aquellos que sean más eficientes (fíjate en que lleven las etiquetas energéticas A+, A++ o A+++). Al igual que las bombillas de bajo consumo, su coste es un poco más alto, pero a la larga el ahorro compensará este gasto.

Emplea de manera sustentable estos electrodomésticos

Llena la lavadora al máximo, y lava a 40º (o en frío), en lugar de a 60º. Ahorrarás hasta un 55% de energía. El lavavajillas también debe estar al máximo y emplear un programa económico. En este sentido te puede interesar este post sobre cuánto gasta cada electrodoméstico en la factura de la luz.

Electrodomésticos para uso adecuado de la energía

La nevera es el electrodoméstico que más consume

Por tanto, no dejes la puerta abierta para evitar que el motor trabaje demasiado. No introduzcan en él alimentos muy calientes, ya que consumirá más para enfriarlos. Puedes ahorrar un 25% de energía.

Desenchufa los aparatos cuando no se están usando

El famoso stand by de la televisión, o los cargadores del celular enchufados permanentemente pueden representar hasta el 10% de nuestra factura anual de la luz. Por ello es importante desconectarlos de la luz para usar más eficazmente la energía.

Apagar enchufes para usar energía eficazmente

Instala detectores de presencia

Si tu vivienda es muy grande esta puede ser una gran opción para usar más eficazmente la energía. Puedes instalar detectores de presencia en vestíbulos, garajes y zonas comunes para que las luces se enciendan y apaguen de manera automática.

Presta atención a tu forma de cocinar

Las estufas de inducción requieren menos energía que las vitrocerámicas y el gas (se calientan antes). Si usas gas, que la llama no sobresalga de los laterales de la olla o cazuela que empleas, ya que desperdicias recursos. Y, a ser posible, pásate a las ollas a presión, puesto que gastan menos. Te recomendamos leer nuestro artículo sobre cómo ahorrar cocinando.

Pon la  tapa al cocinar

Al reducir el tiempo de cocción y disminuir las pérdidas de calor, puedes ahorrar hasta un 20% de gas o electricidad.

Usar energía eficazmente en la cocina

Evita lavar alimentos con el grifo abierto

Y por último otra de las acciones que debemos hacer para usar eficazmente la energía es erradicar un hábito: lavar alimentos con el grifo abierto. Si empleamos un recipiente, podríamos ahorrar hasta 10 litros.

A través de estos sencillos consejos para el uso responsable de la energía, que muchas veces son pequeñas inversiones a corto plazo que amortizarás en unos meses, además de reducir tus facturas ahorrarás un desgaste innecesario del planeta. ¿Te apuntas a ser más eficiente?

Escribe un comentario