Se trata de un producto que, aunque sea eficiente de cara a la climatización, debe seguir un riguroso proceso de fabricación y comercialización debido a su peligrosidad en caso de un mal uso. Te enseñamos algunos de los criterios que debemos tener en cuenta a la hora de comprar una estufa de gas.

Estufa de gas en un restaurante

¿Qué debemos tener en cuenta al comprar una estufa de gas?

  • Ventilación de la estancia: es aconsejable colocar la estufa en una habitación con ventilación, ya que la combustión del butano consume el oxigeno. No es recomendable para dormitorios.
  • Superficie a calentar: se sugiere su empleo en habitaciones de más de veinte metros cuadrados por cuestiones de seguridad. Además, la cantidad de metros a calentar determinará la demanda y por tanto la potencia de la estufa.
  • Seguridad: las estufas actuales cuentan con dispositivos que las hacen más seguras, como por ejemplo los controladores o analizadores de oxígeno y otros gases en el ambiente, o los detectores de ausencia de llama, que cortan la salida del gas. Comprueba estos nuevos sistemas.
  • Impacto ambiental: dependiendo del tipo de quemador, las estufas generan diferentes cantidades de emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI), puesto que cada equipo tiene un consumo diferente. En general el consumo de gas oscila entre 140 y 300 gramos por hora.
  • Precio: el coste inicial de una estufa de gas es mayor que el de las estufas eléctricas, si bien es cierto que en funcionamiento su coste es menor, puesto que el gas butano es más barato que la electricidad.

Todas estas variables determinarán qué tipo de estufa de gas butano es la más adecuada para cada hogar o uso que se la vaya a dar.

Llama de gas en estufa

Otras características importantes

En general, desde un punto de vista ambiental, debemos intentar seleccionar aquellas que tengan un menor consumo de gas, ya que así se emitirá menor cantidad de GEI. El factor mantenimiento también es relevante; mejor optar por un modelo que no implique grandes complicaciones en caso de necesitar una revisión o reparación.

Si la estufa de gas butano requiere un mantenimiento complejo cada poco tiempo, hay más probabilidades de que éste no se haga correctamente o se pase por alto alguna revisión y que, por tanto, el funcionamiento de la estufa no sea el correcto.

En definitiva, las estufas de gas son una buena opción para calentar habitaciones independientes mediante un combustible menos contaminante que otros y con costes más bajos. Y tú, ¿qué tipo de estufa empleas en tu hogar?

Escribe un comentario