El pasado mes de agosto de 2015 la multinacional informática Google llevó a cabo la puesta en marcha de la herramienta Google Sunroof. El objetivo de esta iniciativa es informar a los ciudadanos sobre si el tejado de su vivienda es adecuado para instalar paneles solares para autoconsumo y, de esta forma, beneficiarse de ahorros considerables en la factura de energía eléctrica.

Se trata de una apuesta por el uso de la energía solar a escala doméstica, con la que se pretende fomentar el uso de energías renovables y reducir con ello las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

¿Cómo funciona?

Google Sunroof cuantifica la cantidad de rayos de sol que se proyecta al año sobre el tejado de una vivienda teniendo en cuenta su orientación, los patrones climáticos locales así como las posibles sombras procedentes de árboles adyacentes u otros edificios anexos. Para ello utiliza las siguientes fuentes:

  • Información geográfica obtenida a partir de Google Maps para localizar la vivienda.
  • Imágenes aéreas de alta resolución procedentes de Google Earth para calcular la radiación solar del tejado y obtener una imagen en 3D de la vivienda.
  • Datos públicos relativos a las horas de sol en la zona indicada.
  • Datos relativos a las posiciones posibles del sol a lo largo del año, así como patrones históricos de temperatura y nubosidad, que pueden afectar a la producción de energía solar.

Posteriormente, mide el espacio disponible para colocar los paneles solares y cuantifica el número de paneles solares necesarios.

Finalmente calcula una estimación del coste de la inversión, el ahorro que obtendría el usuario en su factura eléctrica, así como el tiempo necesario para rentabilizar la inversión. Para ello tiene en cuenta la siguiente información:

  • Los incentivos estatales y locales existentes para la implantación de energías renovables.
  • El importe medio del recibo de la luz que se paga en cada hogar.
  • La posibilidad de que el usuario compre, alquile o recurra al leasing.

Aplicación

Aunque en la actualidad, Google Sunroof sólo está disponible en algunas zonas de EEUU, concretamente en Boston, Fresno, California y la bahía de San Francisco, la compañía tiene intención de ampliarlo al resto del mundo.

Google Sunroof sólo está disponible para usuarios domésticos, pero también podría aplicarse a usuarios industriales o empresas que quieran valorar los beneficios o inconvenientes de pasarse al autoconsumo.

¿Podría el techo de tu casa funcionar como una instalación de autoconsumo fotovoltaico?

Fuentes: Elaboración propia / Google Grenn Blog / Periódico de la Energía/ Flickr

Escribe un comentario