Aunque muchas personas consideran que el vidrio y el cristal son lo mismo, la verdad es otra. Científicamente son materiales completamente diferentes, a pesar de que visualmente son muy parecidos. Por ello, a la hora de reciclar vidrio o cristal pueden surgir dudas, aspecto que no suele pasar con el reciclado de plásticos; sin embargo, hoy resolveremos esas interrogantes con el artículo que hemos preparado para ti acerca de las diferencias entre vidrio y cristal.

La composición del vidrio es diferente a la del cristal, siendo este uno de los principales motivos por los que cada uno de los materiales debe depositarse en contenedores de reciclaje diferentes. Esto debido a que su proceso de fundición requiere temperaturas que varían. Tomando esto en cuenta, continuemos conociendo las diferencias entre vidrio y cristal, a fin de saber si estás reciclando de forma correcta.

Vidrio

Botellas de vidrio

El vidrio es un material duro, transparente y con características amorfas. Entre sus compuestos encontramos la arena de sílice, el carbonato de sodio y la caliza. Para poder obtener vidrio es necesario fundir los compuestos mencionados a unos 1.500° C. Suele utilizarse para botellas, como las de los refrescos, agua, cerveza, vino, entre otras.

Cristal

Copas de cristal

Por su parte, el cristal contiene óxido de plomo, elemento responsable de su sonido y brillo. Este material es popularmente utilizado en objetos decorativos para el hogar y copas, de allí que al hacer un brindis se genere un característico sonido.

Diferencias entre vidrio y cristal que quizás desconocías

Diferencias entre vidrio y cristal

Tal como mencionamos anteriormente, la principal diferencia entre el cristal y el vidrio es que las copas, vasos y otros elementos de cristal tienen óxido de plomo, elemento imposible de fundir en los hornos donde se trabaja el vidrio, todo debido a que necesitan temperaturas diferentes.

Sin embargo, lo anterior no es lo único que convierte al vidrio o cristal en elementos completamente diferentes. El cristal participa en la generación de ciertos minerales, esto debido a que se puede encontrar en la naturaleza, a diferencia del vidrio, el cual es un elemento fabricado.

Ahora bien, teniendo clara la explicación científica de por qué el vidrio y el cristal no son lo mismo, conozcamos cómo reciclar estos materiales, de manera que la próxima vez que separes tus residuos puedas tirar adecuadamente las botellas y tarros de vidrio o cristal.

Aprende a reciclar vidrio o cristal

Reciclaje de vidrio o cristal

Contenedor iglú verde

Este contenedor de reciclaje está destinado exclusivamente al vidrio, así que no te olvides de quitar los tapones de plástico, las chapas (estos dos van al contenedor amarillo) o los corchos de las botellas de vino. En los contenedores iglú verdes podemos depositar:

  • Botellas de bebidas (como vino, cerveza, zumos, refrescos o licores)
  • Tarros de alimentos (como conservas, mermeladas o aceitunas)
  • Frascos de colonias y perfumes
  • Desodorantes con pulverizador o roll-on
  • Frascos de cosméticos

Contenedor gris

El contenedor gris (cuya tapa puede variar de color, dependiendo del municipio) es el contenedor de toda la vida, el cual se utilizar para tirar todos los materiales no reciclables, como la cerámica, los pañales, el papel higiénico y, por supuesto, el cristal.

Generalmente solemos pensar que es el contenedor de reciclaje destinado a la basura orgánica, pero también es aquí donde tenemos que depositar algunos elementos de cristal, siempre y cuando no sean peligrosos. Estos son algunos ejemplos:

  • Cristales procedentes de vajillas, como los vasos o las copas
  • Cristales planos rotos, como ventajas o espejos (siempre y cuando no supongan peligro)
  • Bombillas convencionales

Puntos limpios

Hay ciertos objetos que conviene trasladar a un punto limpio, donde se encargarán de su recogida y de su correcto tratamiento. Para resumirte qué puedes llevar a un punto limpio mencionamos los elementos hechos con vidrio o cristal que deberás tirar aquí:

  • Cristales planos
  • Tubos fluorescentes
  • Bombillas de bajo consumo
  • Termómetros

Ahora no solo sabes las diferencias entre vidrio y cristal, sino también dónde debes depositar cada uno de los objetos fabricados con estos materiales. Si aún te queda alguna duda, te recomendamos consultar nuestra guía de cómo reciclar. ¿A qué esperas para reciclar?

Escribe un comentario