Dentro de las energías renovables que explotamos en nuestro país, la energía hidráulica en España es la tecnología más consolidada y de mayor grado de madurez, gracias al aprovechamiento de la orografía y a la existencia de un gran número de centrales hidroeléctricas.

Aprovechamiento hidroeléctrico

Represa

En específico, existen dos tipologías básicas de aprovechamientos hidroeléctricos:

Centrales de agua fluyente

Captan una parte del caudal circulante por el río y lo conducen hacia la central para ser turbinado y, posteriormente, regresar al río. Emplean rangos de potencia bajos (normalmente inferiores a 5 MW) y suponen 75% del mercado.

Incluyen las centrales en canal de riego, que utilizan el desnivel del agua en los canales de riego para producir electricidad. El rango de potencia de estas es de 1 a 5 MW y pueden suponer 5% de la energía hidráulica en España.

Centrales de pie de presa

Mediante la construcción de una presa, o la utilización de una existente, pueden regular los caudales. Suelen tener unos niveles de potencia superiores a los 5 MW y suponen aproximadamente 20% del mercado de energía hidráulica en España.

Dentro de ellas están las centrales de bombeo o reversibles, plantas que, además de generar energía (modo turbinación), tienen la capacidad de elevar el agua a un embalse o depósito consumiendo energía eléctrica (modo bombeo).

Cifras de la energía hidráulica en España

Presa hidráulica

En suma, en el mercado de la energía hidráulica en España existe una capacidad total de embalses de 55.000 hm3, de los cuales 40% de esa capacidad corresponde a embalses hidroeléctricos, una de las proporciones más altas de Europa y del mundo.

Aunque la evolución de la energía hidroeléctrica en España ha sido creciente, en los últimos años ha experimentado una importante disminución en su aportación a la producción total de la electricidad, en favor de otras energías renovables. No obstante, todavía continúa siendo una de las energías renovables más productivas, junto a la energía eólica.

Récord en el año 2010

Por ejemplo, en el año 2010, la contribución de la energía hidroeléctrica a la producción eléctrica nacional representó 14,5%, muy superior a los años anteriores, como resultado de unos recursos hídricos muy por encima de la media histórica de los últimos años. En el futuro se espera que esta tecnología siga creciendo a una media anual de entre 40 a 60 MW, puesto que el potencial hidroeléctrico, con posibilidades de ser desarrollado bajo criterios de sostenibilidad, es de más de 1 GW.

Comunidades potenciales en energía hidráulica en España

Central hidroeléctrica en España

Cataluña, Galicia y Castilla y León son las comunidades autónomas que cuentan con la mayor potencia instalada en el sector hidroeléctrico, por ser las zonas con mayores recursos hidroeléctricos dentro de España.

Desarrollo tecnológico

Central hidráulica en España

Poco a poco, el desarrollo tecnológico ha conseguido que la energía minihidráulica presente costes muy competitivos dentro del mercado eléctrico, aunque estos varían según la tipología de la planta y la actuación a realizar. Una central se considera minihidráulica si tiene una potencia instalada menor o igual a 10 MW y pueden ser de agua fluyente o de pie de presa.

Se están desarrollando microturbinas hidráulicas con potencias inferiores a los 10 kW, muy útiles para aprovechar la fuerza cinética de los ríos y generar electricidad en zonas aisladas. La turbina produce electricidad directamente en corriente alterna y no necesita caídas de aguas, infraestructuras adicionales ni costes altos de mantenimiento.

Actualmente el desarrollo del sector de energía hidráulica en España se orienta sobre todo a conseguir una mayor eficiencia, mejorando los rendimientos de las instalaciones en funcionamiento. Las propuestas se dirigen a la rehabilitación, modernización, mejora o ampliación de las centrales actuales.

Write A Comment

Guardar en Pinterest