Energía mareomotriz

Gracias a las mareas podemos obtener energía gratuita e inagotable. Además, este tipo de energía, no posee efectos contaminantes sobre nuestro medio ambiente ya que no emite gases de efecto invernadero.

El sistema más empleado para obtener energía mareomotriz es el de «Presa de marea», sin embargo presenta una serie de desventajas que nos puede plantear dudas sobre sus grandes oportunidades como energía renovable.

 1. Una de las principales desventajas es que necesita de grandes inversiones iniciales y se tardan varios años en construir todas las instalaciones. A día de hoy, la relación entre el coste de obtener la energía y los rendimientos que se obtienen es muy elevado.

 2. Por otro lado, genera un impacto visual y estructural sobre el paisaje costero. Para la construcción de una presa de marea, es necesaria la construcción de un dique en un estuario que modifica el estado natural del emplazamiento en el que se encuentre.

 3. Además, hay que tener en cuenta que la amplitud de las mareas no es la misma en todas las costas del mundo, por ejemplo, en el Mediterráneo la marea es muy baja, de unos 20-40 cm. En cambio, en el océano Atlántico, las mareas pueden alcanzar  más de 10 metros. Por tanto, la energía mareomotriz solo es viable en zonas muy concretas del planeta.

 se trata de una energía tan respetuosa con el medio ambiente ya que produce un efecto negativo en la flora y fauna marinas, transformando su hábitat natural al ocupar artificialmente una zona en la que antes no había nada.  

Una alternativa que está empezando a expandirse es utilizar un generador de corriente de marea, debido a los costes más bajos y a un menor impacto ecológico en comparación con las presas de marea. 

Fuentes: Twenergy / portalenergia / IDAE / Flickr

Author

Escribe un comentario