¿Te gustan las recetas de jabones artesanales caseros? En este artículo conocerás el paso a paso de una de ellas, específicamente una que incluye un ingrediente 100% natural que seguramente conocerás: el aloe vera. Si quieres saber cómo hacer jabón de aloe vera en simples pasos, ¡esta es tu oportunidad! Busca todos los materiales que necesitarás y sigue el paso a paso.

El aloe vera: una planta con múltiples propiedades

propiedades del aloe vera

El aloe vera, también conocido bajo el nombre de sábila, es una planta suculenta que normalmente solemos identificar de forma rápida gracias a sus características hojas, ya que son estrechas, triangulares y poseen pequeños dientes, gruesos y duros. Dentro de dichas hojas, el aloe vera contiene una especie de zumo gelatinoso y cristalino que aloja más de 200 nutrientes.

Entre dichos nutrientes encontramos minerales, proteínas, oligoelementos, vitaminas A, B, C y E, enzimas, ácido salicílico, lactato de magnesio, ácido monosulfónico y más. Muchos de estos elementos los encontramos en los jabones que utilizamos diariamente en nuestra rutina de higiene personal, por ello, los extractos de aloe vera resultan la mejor opción para preparar jabones caseros.

Desde hace muchos años el aloe vera es utilizado por sus propiedades astringentes, hidratantes y antibacterianas, incluso en algunos países es consumido en la alimentación. Sin duda, esta planta de interior fácil de cuidar no solo aporta gran vistosidad como elemento decorativo, también almacena importantes ventajas para nuestra salud que, por supuesto, a continuación te compartimos.

Beneficios del jabón de aloe vera

chica en la ducha

Preparar en casa el jabón aloe vera no solo es una actividad que puede servirte de relajación o entretenimiento, también le aportará beneficios a tu piel y te permitirá disfrutar de confort. Entre los principales beneficios que la receta de hoy te brindará están:

  • Regeneración de tejidos.
  • Absorción del exceso de grasa en la epidermis (ideal para personas con acné).
  • Evita erupciones, granos y zonas con rojeces.
  • Limpieza y eliminación de toxinas.
  • Restauración del colágeno.
  • Reducción de cicatrices.
  • Alivio de picazón por picadura de insectos.
  • Disminución de inflamaciones.
  • Efecto revitalizador.
  • Frescura.

¿Cómo hacer jabón casero de aloe vera?

jabón con aloe vera

Todos los beneficios del aloe vera podrás disfrutarlos en pequeñas pastillas de jabón que tú mismo puedes preparar en casa, así que ¡manos a la obra! A continuación te compartimos todo lo que necesitarás para hacer el jabón casero de aloe vera el cual, por fortuna, podrás realizar con materiales de fácil acceso:

Ingredientes y materiales

jabón de aloe vera

Para preparar el jabón aloe vera deberás tener a la mano:

  • 4 hojas de aloe vera.
  • 500 gramos de jabón de glicerina.
  • 100 ml de aceite de oliva.
  • Aceite esencial de tu preferencia.
  • Una olla pequeña.
  • Un recipiente.
  • Una batidora.
  • Una cuchara.
  • Moldes de tamaño pequeño.

Paso a paso de cómo hacer jabón con aloe vera

pasos para hacer jabón con aloe vera

Es momento de saber cómo hacer jabón de aloe vera con los ingredientes anteriores. Sigue los pasos al pie de la letra y disfruta de un resultado nutritivo y adecuado para tu piel:

1. Derrite el jabón

El primer paso que deberás realizar para crear tu propio jabón de aloe vera es derretir los 500 gramos de jabón de glicerina en una olla. Este paso también podrás realizarlo en el microondas, lo importante es que el jabón quede perfectamente disuelto.

2. Añade el aceite esencial

Si optaste por calentarlo en la olla, retíralo del fuego y añádele unas gotas del aceite esencial que hayas escogido, este ingrediente será el encargado de aportarle un agradable aroma a tu mezcla y, además, sumar beneficios para tu piel.

3. Extrae el gel de las hojas de aloe vera

Coge las 4 hojas de aloe vera y sepáralas con cuidado utilizando tus manos. Cuando lo hagas, busca una cuchara y extrae absolutamente todo el gel que esta planta posee en su interior, dejándolo dentro del recipiente.

4. Deja reposar la preparación

Cuando hayas acabado de extraer el gel de aloe vera, vierte el contenido del bol en la mezcla del jabón y el aceite esencial. Una vez hecho esto deberás dejar reposar la preparación durante unos minutos.

5. Utiliza el aceite de oliva

Para el siguiente paso de tu jabón casero de aloe vera necesitarás el aceite de oliva. Calienta los 100 ml del aceite sin dejar que hierva y, cuando esté tibio, añádelo con cuidado a la mezcla.

6. ¡Mezcla!

¡El jabón aloe vera está casi listo! Ahora solo tendrás que buscar la batidora y mezclar la preparación durante algunos minutos, hasta que quede completamente homogénea.

7. Vierte en moldes y déjalos reposar

Finalmente, añade la preparación a los moldes y déjalos un día entero sin cubrir, en una zona a temperatura ambiente. Al día siguiente, retíralos con cuidado de los moldes y empieza a disfrutar de sus múltiples beneficios.

Como ves, aprender a cómo hacer jabón de aloe vera es realmente sencillo, tan solo tendrás que buscar los materiales y estar dispuesto a disfrutar de todas las propiedades que el aloe vera tiene para tu piel.

Antes de aplicar cualquier preparación casera sobre tu piel, te recomendamos conversar con tu dermatólogo de confianza. A pesar de que el jabón de aloe vera está elaborado con ingredientes naturales, nadie mejor que un experto podrá asesorarte acerca de su uso sobre tu epidermis.

¿Qué estás esperando? Busca ya mismo los materiales e ingredientes que necesitas para hacer jabón casero de aloe vera y disfruta de una receta natural que le aportará grandes beneficios a tu piel 🙂

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest