Anteriormente aprendimos cómo calcular la huella ecológica, una medida útil para saber cuánta tierra y agua utilizamos para obtener los recursos de los que los seres humanos hacemos uso. Sin embargo, ese no es el único término ambiental que nos ayuda a obtener información útil para reflexionar acerca del medio ambiente. Hoy queremos presentarte qué es y cómo calcular la huella de carbono, otro de los tipos de huellas ecológicas que pretenden advertirnos de los daños que le hemos hecho a la Tierra.

¿Qué es la huella de carbono?

Qué es la huella de carbono

La huella de carbono es capaz de medir la cantidad de gases de efecto invernadero que provienen de una persona, producto, organización o empresa. La cifra resultante define la cantidad de CO2 en masa de la población que se haya escogido para el cálculo y, por supuesto, sirve no solo para concienciar a los individuos sino también para poder realizar actividades oportunas para cuidar el planeta y evitar que dichas cifras continúen en crecimiento.

Hablando de cifras, según el informe “Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España (1990-2007)”, elaborado por el sindicato de Comisiones Obreras (CC.OO) y la revista World Watch, cada habitante de España emite 9,8 toneladas de CO2 al año. Esta cifra es cercana a la media de los países más industrializados, donde se roza las 12 toneladas.

De acuerdo al mismo informe, un habitante de Mali o Bangladesh apenas emite de media 50 y 300 kilos de CO2 al año, respectivamente. Por su parte, un estadounidense es capaz de alcanzar las 21 toneladas. Estas cifras nos ayudan a entender por qué la huella de carbono resulta tan importante de conocer.

Variables presentes en el cálculo de la huella de carbono

Descubre las variables del cálculo de la huella de carbono

A la hora de calcular la huella de carbono hay que pensar en todas las variables de la vida cotidiana, por ejemplo:

  • Alojamiento (incluyendo la superficie, el consumo de energía y equipamientos)
  • Transporte (kilometraje hecho en coches, motos, vuelos en avión, transporte público, etc.)
  • Alimentación (cantidades de carne, pescado, productos lácteos, frutas, vegetales, legumbres, bebidas, etc.)
  • Consumo (equipamiento tecnológico, suministros varios, muebles, ropa, entretenimiento, etc.)

Calculadoras de carbono

Tipos de calculadoras de carbono

Para obtener los datos aproximados de emisiones de CO2, Internet pone a disposición de los interesados un gran número de calculadoras de carbono. Algunas de ellas son: Carbon Clear, CeroCO2 y, por supuesto, la Calculadora de Huella de Carbono de Twenergy. La Organización Internacional de Aviación Civil de Naciones Unidas (ICAO) también permite calcular la huella concreta que los pasajeros dejan en sus vuelos.

Importancia de la huella de carbono

Por qué es tan importante la huella de carbono

Si bien las calculadoras de carbono distan de ser un sistema perfecto, permiten dar una idea de todas las emisiones generadas por una persona, o una pequeña organización, durante un periodo de tiempo determinado. Con el resultado, el consumidor tiene la opción de compensar su impacto negativo sobre el planeta incorporando hábitos sostenibles en su vida cotidiana como el reciclado de plásticos, el ahorro de energía en el hogar, el uso de bolsas de papel ecológicas y muchas más.

En el caso de las organizaciones, la huella de carbono representa una medida fundamental que contribuye en la toma de decisiones de prácticas sostenibles y estrategias de reducción más eficaces para prevenir el calentamiento global.

Si quieres aportar para que la cifra en tu país o región disminuya, te invitamos a descubrir 10 formas de reducir la huella de carbono. Aplicando juntos cada una de ellas lograremos que el cálculo de la huella de carbono arroje números menos alarmantes de forma progresiva.

Escribe un comentario