El café es una de las bebidas calientes más populares del mundo. Aunque existe desde hace muchos años, la llegada de las cápsulas de café modificó su consumo, generando posiciones a favor y en contra de ellas, debido principalmente a los materiales con los que están fabricadas. ¿Qué hay de cierto en que se pueden reciclar cápsulas de café? Esto es precisamente de lo que hablaremos en las próximas líneas. ¡Busca tu taza y disfruta de la lectura! 🙂

¿Qué son las cápsulas de café?

cómo reciclar cápsulas de café

Son pequeños contenedores con café en polvo en su interior, muy parecidas a las bolsas de té. A diferencia de la preparación del té o el café tradicional, el que se elabora a través de estas cápsulas requiere una máquina especial para poder servirse en la taza. Aunque inicialmente solo podíamos encontrar cápsulas de café, hoy es posible adquirir este tipo de contenedores con ingredientes como leche o chocolate. Por lo tanto, ¡hay para todos los gustos!

Partes de las cápsulas de café

Las cápsulas de café se comercializan en pequeños envases de plástico o aluminio, dependiendo del fabricante. Este es el punto de mayor crítica que han recibido las cápsulas desde su existencia, ya que muchos las consideraban imposibles de reciclar y con gran impacto ambiental. Sin embargo, su composición física demuestra exactamente lo contrario:

  • Membrana superior de plástico (un material reciclable)
  • Distribuidor de café
  • Lámina de aluminio (uno de los metales reciclables)
  • Cápsula

Historia de las cápsulas de café

Aunque últimamente las cápsulas de café se han vuelto más populares, esta innovadora forma de preparar café fue inventada en el año 2001. La empresa responsable fue Philips, la gigante de la tecnología; sin embargo, su diseño estuvo inspirado en las anteriores cápsulas de la empresa Illy.

Consumo de café en España

taza de café y cápsulas

En España, 63% de las personas mayores de 15 años consumen al menos una taza de café al día. Barcelona y Madrid son las ciudades con mayor porcentaje de consumo de café, motivo por el que en ellas se han adoptado medidas para reciclar cápsulas café.

Así como lo lees. A diferencia de lo que opinan algunos detractores, ¡las cápsulas de café se pueden reciclar! Por fortuna, la otra “R” de la ecología que podemos aplicar a este tipo de objetos es el de “reutilización”, como veremos en las próximas líneas.

¿Cómo reciclar cápsulas de café?

Si eres de las personas que suelen comprar estas cápsulas, deberás asegurarte del material con el que están elaboradas las que te llevas a casa. Dependiendo de él podrás saber realmente dónde se reciclan las cápsulas de café que ahora mismo tienes acumuladas y no sabes dónde tirar.

Contenedor amarillo

Las cápsulas fabricadas con plástico se pueden mezclar con otros desechos de este material (como botellas, tubos o bolsas), así serán tratadas siguiendo los pasos del reciclado de plásticos. Si las cápsulas que tienes en casa son de este material podrás desecharlas en los contenedores o papeleras de reciclaje de color amarillo, destinado a los envases de plástico, tal como lo enuncia nuestra guía de cómo reciclar.

Punto limpio o punto verde

Sin embargo, otras cápsulas requieren un cuidado especial a la hora de su reciclaje, motivo por el que te presentamos la segunda forma de reciclar cápsulas de café: a través de un punto limpio. Para poder reciclarlas deberás buscar el punto limpio (o punto verde) que tengas más cerca de casa y asegurarte de que en él realmente reciben este tipo de desechos, ya que algunos puntos podrían no hacerlo; de ser así, lo más recomendable es dirigirte a otro centro.

Punto de recogida

Finalmente, la última forma que explica cómo reciclar cápsulas de café fue creada especialmente por las empresas que las fabrican: los puntos de recogida. En tiendas propias o supermercados podrás encontrar estos puntos, los cuales se encargan de recibir las cápsulas usadas para poder otorgarles una segunda vida.

Algunas empresas fabricantes de cápsulas de café, comprometidas con el cuidado del ambiente, ponen a disposición de sus consumidores camiones que se movilizan por las grandes ciudades y pueden buscar tu bolsa de cápsulas usadas ¡sin moverte de casa! Tan solo con notificarle tu ubicación al transportista, este se dirigirá a tu hogar y se encargará de recibir tus cápsulas para, finalmente, reciclarlas o reutilizarlas.

Paso a paso del reciclaje de cápsulas de café

símbolo de reciclaje

En resumen, para poder reciclar estos pequeños contenedores de café en polvo (u otros ingredientes), deberás seguir estos pasos:

  1. Asegurarte del material con el que están fabricadas las cápsulas (¿plástico?, ¿aluminio?, ¿otro?).
  2. Acumular el máximo posible de cápsulas de café usadas y separarlas de acuerdo al material con el que están elaboradas.
  3. Llevarlas al contenedor amarillo, punto limpio o punto de recogida del fabricante o, en su defecto, contactar con la empresa para saber si tienen un servicio de transporte que vaya a tu casa por ellas.

En tan solo tres pasos habrás conseguido reciclar cápsulas café que tan dañinas para el medio ambiente se consideraban. Por fortuna, esta creencia quedó en el pasado y hoy en día es posible incluso reutilizarlas o darles una segunda vida útil de diferentes formas. ¡Conozcámoslas!

Reutilizar las cápsulas de café

abono

La lluvia de críticas que recibieron las cápsulas de café obligó a las empresas fabricantes a pensar en técnicas no solo de reciclaje sino también de reutilización. Algunas de ellas son:

Elaboración de abono

En el interior de las cápsulas es común que queden restos de café en polvo. Por lo tanto, estos escasos gramos se convierten en grandes kilogramos cuando son mezclados de forma industrial para fabricar compost. Como bien debes imaginarte, esta forma de reutilización de las cápsulas es altamente beneficiosa para el medio ambiente y, además, ofrece ventajas para el sector agrícola.

Fabricación de muebles

Aunque puedas pensar que se trata de una mentira, con las cápsulas de café recicladas se pueden fabricar sillas, bancos y accesorios, todo gracias al proceso de trituración por el que pasan las cápsulas usadas. En dicho proceso, las cápsulas son convertidas en pequeños trozos de plástico o aluminio (dependiendo del material con el que se hayan fabricado inicialmente) y, así, se elabora nuevo mobiliario. Increíble, ¿no?

Artes y manualidades

Si la palabra creatividad es una de las que más te identifican, esta forma de reutilización de las cápsulas de café te gustará 😉 Una vez que hayas disfrutado tus bebidas, ¿por qué no buscas algunas pinturas y tijeras para convertir las cápsulas de café usadas en otros objetos mediante manualidades?

Adornos navideños, joyeros, jardines verticales, juegos para niños, macetas… ¡La lista es infinita! Todo depende de tu creatividad e ingenio. Lo más divertido de esta forma de reciclar cápsulas de café es que podrás incorporar a los más pequeños de la casa en su elaboración.

Ahora que sabes cómo y dónde se reciclan las cápsulas de café, ¿qué esperas para acumular el máximo posible de monodosis y optar por la técnica de reciclaje o reutilización que mejor te convenga? Si tienes algún amigo, familiar o compañero de trabajo que no pueda vivir sin su respectiva taza de café en cápsulas, te invitamos a compartirle el presente artículo y, así, aprenderá a reciclar adecuadamente estos desechos que tanta utilidad tienen para el sector agrícola, del mueble y, sin duda alguna, para el medio ambiente.

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest