De hecho, durante 2015, 8 estaciones rebasaron el valor límite horario de 200 µg/m3 establecido para el dióxido de nitrógeno (NO2) y 12 estaciones superaron más de 25 veces el valor límite legal octo-horario de 120 µg/m3.

La superación de estos niveles de seguridad es muy peligrosa para la salud, aumentando el número de enfermedades respiratorias, vasculares y cánceres.

El protocolo de actuación frente a altos valores de contaminación, diseñado por el Gobierno anterior de la ciudad de Madrid, recibió muchas críticas en su reciente puesta en funcionamiento. A pesar de ello, el actual Gobierno ha decidido reforzar aún más las medidas para mejorar la calidad del aire en la ciudad.

Nuevo protocolo de actuación

Este nuevo protocolo tiene un objetivo más preventivo: bajando los umbrales de actuación y de comunicación para que la ciudadanía pueda planificar con anterioridad sus desplazamientos en base a las recomendaciones.

Dentro de su nuevo protocolo se da mucha importancia al uso del transporte público y a la alta ocupación de los vehículos. La ocupación media en Madrid es de 1,2 personas por vehículo. Sólo con aumentar la ocupación de los vehículos se conseguirían reducciones sustanciales del número de vehículos en las carreteras.

También se incentiva el uso de vehículos menos contaminantes, como son los eléctricos o de gas, los cuales se verán exentos de las restricciones de paso cuando se active el protocolo. Activado el protocolo, además de la comunicación y la promoción y el refuerzo del transporte público, entran en vigor las siguientes medidas:

  • Reducción de la velocidad a 70 km/h en la M-30 y vías de acceso a la ciudad.
  • Prohibición de aparcamiento de no residentes en la zona SER.
  • Reducción de la circulación en un 50% por las calles de la almendra central.
  • Ampliación de la zona de restricción al tráfico y limitación a los taxis vacíos.

Tras un año de funcionamiento de este protocolo, se comprobará si las medidas han sido suficientes o si hay que ser más exigente.

Otras medidas para reducir la contaminación de la ciudad

En otras ciudades, otras medidas que han resultado eficaces son:

  • Políticas de sensibilización ciudadana y educación ambiental tanto a escolares como a adultos.
  • Reducción de la velocidad en los barrios residenciales a 30 km/h.
  • Etiquetado de los vehículos según sus emisiones y restricción del acceso según las emisiones producidas.
  • Instalación de catalizadores en los tubos de escape, utilización de combustibles menos contaminantes y mantenimiento de los vehículos en buen estado de funcionamiento.
  • Reordenación del transporte público de la ciudad.
  • Uso racional y conducción eficiente del coche.
  • Incentivo del uso de la bicicleta con aparcamientos seguros.
  • Utilización de hormigón con capacidad de absorber y reducir las emisiones de NO2 en un 33%.
  • Decreto del “domingo a pie”, prohibiendo la entrada a todo vehículo al centro.
  • Eliminación de las licencias a taxis con vehículos de más de 15 años de antigüedad.
  • Renovación de la flota de autobuses por otra menos contaminante.

Aparte de las medidas anteriores, dirigidas directamente a la movilidad urbana, hay otras medidas que también van a afectar a la contaminación del aire en la ciudad. Éstas pueden ser el ajuste de la temperatura de la climatización en las viviendas o cualquier otra de reducción del consumo energético.

Fuentes: Elaboración propia / Ayuntamiento de Madrid / Econoticias / Flickr

Author

Escribe un comentario