El aceite es uno de los líquidos grasos de mayor uso. En la preparación de alimentos, en forma de combustible e incluso en algunas pinturas este componente está presente. Sin embargo, ¿qué importancia tiene reciclar aceite usado o reutilizarlo? De esto tratará el artículo de hoy.

Tipos de aceites

Así como sucede con otros materiales, antes de reciclar aceite usado es fundamental conocer el tipo de aceite que tenemos frente a nosotros. Específicamente destacan dos tipos:

Aceite combustible

aceite combustible

A través de un proceso de refinación, los aceites combustibles se extraen para ser utilizados en motores de coches u otras máquinas, calderas, hornos e incluso en algunas lámparas. Aunque su tratamiento es diferente al próximo tipo que conoceremos, el aceite combustible también puede reciclarse.

Aceite comestible

aceite comestible

Este es uno de los ingredientes más comunes de muchas recetas, sobre todo si hablamos de aquellas que requieren freír alimentos. Su origen puede ser vegetal o animal y, aunque dentro de los aceites comestibles encontramos muchos subtipos, los más conocidos son el de girasol y el de oliva.

El aceite comestible presenta grandes beneficios para la salud de los seres humanos, siempre y cuando su consumo sea controlado. Lo anterior se debe a que aporta vitamina E y ácidos grasos insaturados.

Por ejemplo, el aceite de oliva es rico en antioxidantes, muy beneficioso para la salud cardiovascular y, además, mejora la digestión. Por ello, este tipo de aceite de cocina es recomendado para niños y ancianos.

Impacto ambiental del mal uso del aceite

Si hay algo que diferencia al aceite de otros líquidos es su incapacidad de disolverse en agua. Esta es una de las razones por las que el desecho inadecuado del aceite tiene un impacto ambiental notable y, por ende, su reciclaje es una tarea primordial que debemos realizar desde casa.

Algunas personas desconocen las diversas formas que existen para reciclar el aceite y, por ello, tiran estos desechos por el inodoro o el fregadero. Lo anterior genera el incremento de la contaminación del agua de ríos, mares y lagos, ocasionando que progresivamente los ecosistemas y su biodiversidad sufran daños.

Como mencionamos antes, el aceite no se puede disolver en agua, por lo tanto, su tratamiento se dificulta y genera tanto nuevas tareas como importantes aumentos en los costes de las depuradoras de aguas residuales (EDAR). Lamentablemente, no todas las empresas encargadas de las EDAR están dispuestas a costear dichos incrementos, además, un número reducido de ellas está capacitada para tratar aguas contaminadas por aceite, motivo por el que su tratamiento va quedando en el olvido y, tarde o temprano, la situación empeora.

Sabías que…

Un litro de aceite usado tiene aproximadamente 5000 veces más de carga contaminante que el agua residual que podemos encontrar en las alcantarillas. Por ende, como bien debes imaginarte, su poder contaminante al entrar en contacto con el agua limpia es sumamente elevado.

¿Qué hacer con el aceite reciclado?

aceite reciclado

Para evitar que la contaminación del agua continúe en crecimiento, y facilitarles el trabajo a las EDAR, todo con el fin de preservar el medio ambiente, te recomendamos tener presentes las siguientes formas para reciclar aceite usado:

Reutiliza el aceite para cocinar

Si la cantidad de aceite de cocina que vamos a reciclar es muy pequeña, lo más adecuado es empapar un papel absorbente con el aceite y extender el contenido en la sartén donde vayas a preparar tus alimentos. Por supuesto, para poder reutilizar el aceite de cocina deberás asegurarte de que no tenga restos de alimentos de la preparación anterior.

Llévalo a un punto limpio

Si estamos reciclando una cantidad grande de aceite, lo correcto es depositarlo (cuando no esté muy caliente) en un recipiente de metal o cristal con tapa. Luego debes llevar el recipiente a un contenedor especializado para el reciclaje de aceite o al punto limpio que tengas más cerca de casa.

En algunas ciudades de España (y el mundo) existen puntos limpios donde podrás llevar tu recipiente con aceite reciclado. Por ejemplo, reciclar aceite Madrid es muy fácil, ya que la ciudad capital tiene más de 300 lugares en los que reciben dichos recipientes y aprovechan su contenido para múltiples funciones.

¿Y el aceite usado de motor?

Si te preguntas dónde se recicla el aceite usado de motor, los puntos verdes son precisamente los lugares idóneos para hacerlo. Para poder reciclar este tipo de aceite combustible lo más adecuado será que almacenes el líquido en un envase reutilizable y lo tapes para evitar accidentes.

El tratamiento del aceite usado de motor es completamente diferente al de otros tipos de aceites, debido a su composición. Por ello, es indispensable que puedas distinguir el recipiente donde viertas el líquido y, además, al llegar al punto limpio identifiques inicialmente cuál es el contenedor adecuado para este tipo de aceite.

Prepara jabón casero

Otra forma para reciclar aceite usado es elaborar jabón artesanal casero. Con ingredientes como agua destilada, sosa cáustica y, por supuesto, aceite usado (previamente colado), lograrás hacer una mezcla ideal para fabricar tu propio jabón en casa.

O detergente casero

Así como existe la posibilidad de preparar jabón artesanal con este ingrediente reciclado, también puedes elaborar detergente casero y ecológico con aceite usado. En lugar de gastar dinero en productos que encuentras en el supermercado, los cuales se caracterizan por tener numerosos componentes químicos, a través de simples pasos podrás conseguir tu propio detergente casero para lavar tu ropa y, lo mejor de todo, ¡de forma ecológica!

¿Qué función tiene el aceite reciclado?

función de reciclar aceite usado

Mucho hemos hablado de las propiedades e importancia del aceite reciclado. Sin embargo, ¿qué función tiene su reciclaje y reutilización?

Primeramente, el reciclaje de aceite permite reducir el riesgo que tiene el agua de ser contaminada por este agente graso. Asimismo, la mayoría de los lugares que reciclan aceite usado lo hacen con el fin de obtener biodiésel, un combustible fabricado con aceites y grasas animales que es menos contaminante que otros combustibles derivados del petróleo.

Ahora que sabes cómo reciclar aceite usado, ¿qué esperas para aplicar alguna de las técnicas comentadas en las líneas anteriores? Una vez más somos testigos de cómo desde nuestras casas podemos empezar a tener hábitos que eviten la contaminación ambiental y que, además, faciliten la generación de biocombustibles. ¡La tarea es de todos! ūüėČ

Escribe un comentario

Guardar en Pinterest